x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Los 3 cambios en el panorama comercial internacional tras relevo presidencial en EEUU

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Además del posible final del TLCAN, el fortalecimiento del mercado interno estadounidense podría llevar a modificar las dinámicas económicas de América Latina.

Casi de inmediato, el mandato de Donald Trump en la Casa Blanca se encargó de disipar las dudas sobre algunos de los temas más polémicos que prometió en su campaña presidencial.

No obstante, hay algunos otros factores que podrían cambiar de manera drástica durante los siguientes días en relación con las acciones llevadas a cabo por su antecesor, Barack Obama.

A continuación recopilamos algunas de las situaciones que se podrán modificar a partir de este día, según la opinión de expertos en la materia.

Libre Comercio

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte firmado en 1993 forma parte de la primera acción anunciada por el nuevo presidente de los Estados Unidos. En un comunicado publicado por la página oficial de la Casa Blanca, se dio a conocer que ya se prepara la estrategia para renegociar el acuerdo con los representantes de Canadá y México.

El pacto permite el libre intercambio de productos entre los tres países, el cual alcanza un promedio de valor de 2 mil 600 millones de dólares cada día, de acuerdo con datos de la American Chamber Mexico.

Durante los últimos días se ha ponderado que desde su inicio y hasta la actualidad, el valor de los bienes intercambiados entre todos los países se ha incrementado cada año.

Basta con saber que las importaciones mexicanas alcanzaron los 196 mil 750 millones de dólares en 2015, mientras que en el primer año del tratado, apenas representaban 56 mil 455 millones de dólares, según información de la Secretaría de Economía (SE).

La amenaza de Trump es clara: si el TLCAN no se modifica, Estados Unidos optará por salir del acuerdo. Para ello, ya ha amenazado con imponer un arancel a las importaciones de los productos que provengan de México.

Impulso al mercado interno

El cierre de fronteras para el libre mercado vendría acompañado por el impulso del consumo interno. La intención que está detrás de la idea de generar más empleos en Estados Unidos trae consigo esa intención, de acuerdo con el columnista Raúl Aragón.

Al respecto vale decir que el bajo crecimiento de la economía de ese país ha derivado en una desaceleración del consumo. De acuerdo con Reuters, en 2015 el Producto Interno Bruto estadounidense apenas creció 1.4 por ciento, lo cual se explica precisamente por la baja de los gastos por parte de la gente.

Se trató del menor índice de crecimiento interno en dos años, resalta El Financiero. Y ese tipo de factores son los que aprovechó Donald Trump en su campaña presidencial.

La promesa de empleos, efectivamente, traerá mayores promesas para el consumo del mercado interno, pero al mismo tiempo, prevé una medida algo más drástica.

El 18 de enero, el entonces presidente electo señaló en entrevista al Wall Street Journal que desea implementar una estrategia para “debilitar” el dólar y así aumentar la competencia de las empresas estadounidenses a nivel mundial.

Expertos afirman que de esta manera Trump apunta a iniciar una guerra comercial con China, la cual, afirman, sería una estrategia para renegociar la deuda externa de su país.

Relaciones con América Latina

Además de las amenazas lanzadas a México con respecto a la renegociación del TLCAN, se podría ver un discurso similar contra otros tratados que esa nación mantiene con países de Sudamérica.

Al respecto, basta con recordar que en su campaña presidencial, Trump anunció que de ganar la presidencia, retiraría a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), en el cual están incluidos México, Perú y Chile.

Del mismo modo, las promesas con respecto a la construcción de un muro fronterizo entre México y los Estados Unidos pueden afectar el desarrollo de las economías que se vean empujadas a recibir a los migrantes que ya no puedan pasar.

Según cifras del Centro Wilson, al menos un millón de personas cruzan diariamente el puente fronterizo entre ambos países. Asimismo, unos 300 mil vehículos pasan cada día por esta zona.

La obstaculización de ese paso afectaría más a las ciudades-espejo norteamericanas que a las mexicanas, de acuerdo con la estimación de la investigadora del Colegio Haverfort, Paulina Ochoa. Ella afirma que El Paso, Nogales, Laredo, McCallen y Brownsville prosperan gracias al intercambio diario con sus vecinas del sur.

Así, el muro traería también grandes dificultades para el desarrollo económico de las ciudades mencionadas.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados