2019 podría ser clave en la industria automotriz, prevén diversos cobrandings

Las alianzas entre firmas de la industria automotriz obedece a la reducción de costos para el desarrollo de autos eléctricos y autónomos

automotriz
Imagen de Bigstock

Múltiples reportes de prensas señalan que diversas firmas están preparando alianzas que dejarían atrás grandes rivalidades para convertirse en aliadas.

Desde Bloomberg se reporta que BMW y Daimler, matriz de Mercedes-Benz, buscan aliarse en lo que se ha convertido en una tendencia emergente en la industria; según el medio, el último acercamiento entre las fabricantes alemanas incluye conversaciones a fin de unir fuerzas en la elaboración de componentes clave como plataformas para vehículos, baterías de autos eléctricos así como tecnología de conducción autónoma.

No solo eso, en caso de que se concrete esta alianza podría generar que modelos como cupé Serie 2 de BMW y el sedán Mercedes Clase A algún día compartan fundamentos similares, lo que hubiese sido impensable para ambas firmas hace unos años.

Sin embargo, aquello está cambiando a medida que los enormes gastos en desarrollo de vehículos de nueva generación, la desaceleración inminente de modelos convencionales así como la aparición de nuevos competidores motivan niveles de cooperación sin precedentes.

Y es que la presión que sienten las fabricantes de automóviles es enorme en este momento ya que se han presentado señales de crisis, motivo por el cual las colaboraciones más amplias están a la alza para combatir los costos así como los gastos en paralelo.

Declive.

De acuerdo con el índice Stoxx Europe 600 Automobiles & Parts ha caído un 26 por ciento a lo largo de este año y tanto BMW como Daimlet redujeron sus proyecciones de ganancias para 2018, debido a conflictos comerciales y mayores gastos por para desarrollar vehículos que los consumidores quizás nunca deseen.

Daimler sacará al mercado 10 modelos eléctricos durante los próximos cuatro años, mientras que BMW dio a conocer que lanzará 12 modelos que funcionan solo con baterías de aquí al 2025.

El gasto especulativo surge toda vez que las ventas mundiales de automóviles se contrajeron este año por primera ocasión desde 2010, de acuerdo con la firma de investigación de mercados LMC Automotive.

Las disputas comerciales, el endurecimiento de las tasas de interés así como los conflictos políticos, las perspectivas para 2019 “no están exentas de riesgos”, añadió la empresa mediante un informe.

Ford y VW.

La alta competencia poco a poco se abre paso a la idea de repartir costos de desarrollar automóviles eléctricos y contrarrestar a los gigantes de la tecnología como Alphabet, al tiempo que estos avanzan hacia el transporte compartido entre otras alternativas a la propiedad de vehículos.

Es así como se da el acuerdo entre Ford y Volkswagen para el desarrollo de vehículos comerciales, como Ranger y Amarok, no obstante, el Detroit Bureau, diversos analistas aseguran que la relación entre ambas armadoras iría más allá de la comercialización de camionetas como lo sería compartir plataformas y componentes de autos eléctricos y autónomos.

Dentro de este cobranding, la reducción de costos sigue siendo un factor fundamental para el planteamiento de la colaboración entre diversas armadoras. Asimismo, desde el punto de vista de las ventas, la alianza favorecería a ambas marcas, ya que Ford goza de una fuerte presencia en Estados Unidos, mientras que en América Latina y China, la firma alemana cuenta con una mejor presencia.

Durante 2017, Volkswagen comercializó 10.4 millones de autos en el planeta, lo que representó una participación de mercado del 11 por ciento, con ello se mantiene como el grupo más poderoso, aunque cada vez se encuentra más cerca Toyota.

De tal modo que si se suman los esfuerzos, el hipotético grupo facturaría alrededor de 17 millones de vehículos.