Durante la tarde de este sábado, un hombre armado irrumpió en un centro de distribución de Walmart ubicado al sur de Red Bluff, en el condado Tehama, California, Estados Unidos, dejando como saldo a cuando menos dos personas fallecidas y cuatro mas heridas.

El ataque perpetrado por un hombre de 31 años que fue abatido, se dio cerca de las 3:30 de la tarde de ayer.

Los hechos

De acuerdo con los datos entregados por las autoridades, el agresor habría dado cuatros vueltas al estacionamiento del lugar para luego estrellarse contra el edificio y abrir fuego contra las personas que se ubicaban en el lugar con un rifle semiautomático. Según los reportes entregados por la televisora KHSL, policías de Red Bluff abatieron al tirador.

Aunque hasta el momento no se han dado mayores detalles sobre la identidad del agresor, la información publicada por los medios locales indican que el tirador tenia una relación laboral pasada con el centro de distribución de Walmart.

EL impacto de la violencia en retail

Este hecho ocurrido en Walmart se suma a una serie de acontecimientos que han lastimado recientemente a la sociedad y a la economía de Estados Unidos. Instalaciones de marcas como The Home Depot, Youtube y McDonald’s, han sido escenario de situaciones lamentables.

Con esto en mente, cabe mencionar que aunque Estados Unidos invierte 2.75 por ciento de su PIB en seguridad, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), 96 estadounidenses son asesinados con armas como promedio cada día, en donde 34 de los incidentes han sido asesinatos masivos.

Las cifras anteriores tiene impactos en diversas áreas, en donde si bien la economía se encuentra en última instancia, es un aspecto que debe ser considerado.

Esta premisa cobra mayor relevancia si consideramos el momento actual que vive el sector retail en Estados Unidos y en el mundo, en donde cierres masivos, perdidas y despidos son la constante.

En lo que concierne a esta nueva crisis sanitaria, se espera que el impacto del coronavirus será mayúsculo para el sector retail. Cuando menos así lo expone un reciente reporte de GlobalData, el cual revela que el gasto global en la industria minorista caiga un 3 por ciento durante 2020, equivalente a aproximadamente 549 mil millones de dólares.

En ese sentido, vale la pena citar datos del US Census Bureau, los cuales advierten que la categoría con la caída más fuerte en ventas ha sido la de ropa y accesorios, con una contracción de ventas de 78.8 por ciento; seguida de electrónicos, que ha tenido una contracción en ventas de 60 por ciento; mientras que la categoría de muebles y accesorios para el hogar ha visto una contracción de 58 por ciento.

Ante este escenario, se proyecta que diversos minoristas cierren más de 9 mil 300 tiendas este año tan sólo en Estados Unidos.

Con esto, se agravará la situación que ya era visible en el sector. La empresa inmobiliaria Cushman & Wakefield estimó el año pasado, antes de la pandemia de coronavirus, que hasta 12 mil grandes cadenas de tiendas podrían cerrar en 2020.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299