10 buenas prácticas en Instagram que tu marca ya debería estar siguiendo

La relevancia que tienen Instagram en 2020, gracias a aspectos como los mil millones de usuarios activos mensuales, o que se le destinan hasta 28 minutos al día, según datos de eMarketer, ha hecho poco a poco de este espacio uno cada vez más importante para las marcas. Sin embargo, el hecho de que cada vez más firmas usen la plataforma también supone una mayor dificultad para conseguir resultados. En ese sentido, las marcas deben trabajar por ser más relevantes o destacables , y para ello resulta conveniente apalancar las que se consideran las buenas prácticas en Instagram. En este artículo veremos cuáles son esas acciones que pueden ayudar a las compañías y que ya muchos está siguiendo para mejorar sus resultados.

De acuerdo con Hootsuite, estas son 10 acciones o buenas prácticas en Instagram que toda marca debe seguir para que el desarrollo de su presencia y la obtención de resultados sean mejores:

Establecer un perfil de negocios

Como primera entre las buenas prácticas en Instagram es recomendable que toda marca cumpla con un requisito básico para el desarrollo de su cuenta. Esto es el tener su perfil convertido en uno especial para empresas. Con ello será posible habilitar funciones que serán de gran ayuda, como los botones de contacto, o mejor aún, los datos analíticos del perfil y los contenidos que se vayan compartiendo a lo largo del tiempo.

Con un perfil de negocios será más fácil ver el impacto que se está generando y se podrán implementar ajustes a la estrategia dentro de esta plataforma social.

Darle la atención que se merece al apartado de la biografía

En relación al punto anterior, una vez que se tiene un perfil de negocios en la plataforma, la segunda de las buenas prácticas en Instagram consiste en aprovechar el espacio de la biografía y todos los apartados que la integran.

La idea detrás de esta recomendación es lograr apelar mejor a los usuarios y futuros consumidores. Recuerda que en el espacio de la biografía se cuenta con 150 caracteres para capturar la esencia de la marca. También existe la posibilidad de colocar enlaces y hashtags que las personas pueden seguir y que pueden ser de ayuda para el apoyo en campañas u otros esfuerzos de marketing.

Facilitar la realización de negocios

Como tercera buena práctica está se refiere al aprovechamiento de funciones que hace que Instagram sobresalga entre las otras plataformas. Una de ellas, pensada para facilitar los negocios, es la de las etiquetas de compra. Por si no lo sabes, existe un tipo de etiquetas que pueden enlazar a las páginas de tus productos para acelerar el proceso de compra de los mismos. Estas se pueden colocar en las fotos, los videos e incluso dentro de Instagram Stories.

La buena noticia dentro de este punto es que Instagram ya trabaja para que incluso las compras se puedan generar directamente es su app y eliminar la necesidad de que las personas salgan de ahí.

No dejar que la creatividad se vuelva obsoleta

La creatividad es altamente valorada en esta red social, por ello como cuarta entre las buenas prácticas en Instagram está el no dejar que la creatividad muera.

Una de las mejores formas de lograrlo es experimentando con los distintos formatos y tipos de publicaciones que soporta la plataforma, también apalancando herramientas de edición y opciones de medios. Con ello se facilita el darle un “regresa” al contenido y la imagen de la marca.

Por ejemplo, puedes apalancar los stickers en las tories para realizar encuestas o darle nuevos ángulos a los contenidos, también puedes experimentar con efectos visuales y colores e incluso apalancar el video de forma más prominente desde el apartado IGTV.

Apalancar las stories

Hablando de los formatos, el de las stories es uno que ya no puede faltar entre las opciones de contenidos que publican las marcas y empresas. Como posiblemente ya lo sabrás, este ha ganado tanta popularidad que incluso ya planea usarlo también la red social Twitter.

En el caso de Instagram sólo este espacio logra reunir a más de 500 millones de usuarios activos, y resulta conveniente por el espacio privilegiado que ocupa dentro de la interfaz de la aplicación.

Tal como lo destaca la fuente, las Stories son una herramienta poderosa para el engagement gracias a las funciones complementarias con las que cuenta, como los ya mencionados stickers de encuesta. Aunque también pueden ser de gran ayuda para la generación de tráfico una vez que se llega a cierto número de seguidores.

Considerar el valor de las metas a corto y largo plazo

De acuerdo con la fuente, la sexta de las buenas prácticas en Instagram se trata de entender que los contenidos en la red social, así como las campañas, deben estar diseñados para apelar a la audiencia objetivo, pero también, para aportar resultados a lo largo del tiempo, estos objetivos deben cumplir con el ya conocido formato “S.M.A.R.T”, es decir, hacerlas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y fijadas a cierto periodo de tiempo.

Dentro de esta práctica y en relación al establecimiento de objetivos, la fuente destaca que vale mucho la pena enfocarse en construir brand equity y deleitar a los consumidores existentes para obtener más valor a largo plazo.

Crear un calendario de contenidos

Dado que Instagram se puede considerar una plataforma social que en cierto sentido es un tanto informal, para muchas marcas y creadores de contenido resulta conveniente publicar de forma espontánea cuando una oportunidad se presenta. Sin embargo, las marcas particularmente deben considerar que para obtener un progreso constante se necesita de disciplina.

Con lo anterior en mente es que la séptima de las buenas prácticas en Instagram consiste en crear un calendario de contenido y trabajar de la mano de este. Con un calendario será posible identificar mejor los temas para el contenido, elegir formatos adecuados, no quebrarse la cabeza escribiendo el copy out, aprovechar mejor las oportunidades y establecer un buen flujo de trabajo.

Expandir el alcance usando geoetisquetas y hashtags

Dado que en Instagram es común que los usuarios busquen contenidos usando los hashtags, estos son elementos que no pueden faltar en las publicaciones de tu marca, el hacerlo es la octava buena práctica a seguir.

Al incluir este tipo de etiqueta relevantes en función del contenido, es posible exponer los materiales ante una buena cantidad de potenciales seguidores.

En el caso de los negocios con espacios físicos, el uso de las geoetiquetas resulta también una buena práctica a seguir, especialmente porque es necesario llegar a usuarios dentro de la ubicación geográfica.

Usar los insights para rastrear el engagement y las conversiones

Esta penúltima es una de las buenas prácticas en Instagram que se habilitan cuando se tiene un perfil de negocios. Al usar el apartado de estadísticas o insights, podrás tener una mejor idea del rendimiento de los contenidos contemplando datos como las impresiones y usuarios alcanzados.

En este espacio también resulta posible ver la cantidad de visitas al perfil, los clics al sitio web (si lo tienes vinculado) e información sobre dónde es que los usuarios de la plataforma están encontrando el contenido de tu marca.

Convertir los post orgánicos en marketing

Finalmente, la última buena práctica que las marcas deberían estar siguiendo, consiste en que cuando vean que un post está logrando buenos resultados en términos de engagement orgánico, se le de un impulso apalancando las pautas pues es una acción que vale la pena.

Esta es una gran forma de generar más impresiones, alcance y maximizar los recursos de los que se disponen para esta plataforma social.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299