Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 598 vistas

Imprimir

Posted in:

Los juguetes electrónicos que hablan, no contribuyen al desarrollo del lenguaje en los niños

Hablar con los bebés y los niños más pequeños, aunque aun no sepan sino emitir sonidos es muy importante para el posterior desarrollo del lenguaje, y esta simple acción estaría siendo ‘desanimada’ por aquellos juguetes electrónicos que hablan, como acaba de revelar un reciente estudio.

La investigación, que acaba de ser publicada en JAMA Pediatrics, y que ha sido realizada por Anna Sosa, investigadora de la Universidad de Northern Arizona, revela lo que muchos padres sospechaban, y es que cuando los juguetes hablan, tanto ellos como sus hijos, dejan de hablar.

Durante año y medio se analizó a 26 parejas de hijos con edades comprendidas entre los 10 y 16 meses mientras jugaban con tres tipos de productos, juguetes electrónicos (ordenadores portátiles y móviles de juguete, así como una granja que emitía sonidos), juguetes clásicos (bloques de goma, piezas de distintas formas para encajar y granja con fichas de animales de madera) y libros infantiles, tras lo cual se comparó las conversaciones que se daban durante estas interacciones.

El resultado señaló que cuando se utilizaban juguetes electrónicos, las madres utilizaban de media unas 40 palabras por minuto, mientras que con los libros y los juguetes tradicionales se usaban en promedio 67 y 56 palabras por minuto respectivamente. Así mismo, la investigadora señala que la calidad del contenido de las conversaciones entre madres e hijos, pues había una mayor riqueza de vocabulario y más espontaneidad en los intercambios de palabras en los juegos sin pilas.

Sosa, en declaraciones al diario El País, reconocía que le había sorprendido “que los juguetes tradicionales crearan una interacción comunicativa de tanta calidad como jugar con libros”, a lo que agregó que “No esperaba que los resultados fueran tan claros dado que la recogida de datos se realizó en los hogares de los participantes con las distracciones cotidianas normales”.

Distracciones que no desanimaron a las madres e hijos para comunicarse más. Una actividad de suma importancia para el aprendizaje del lenguaje, pero no solo se trata de éste, sino de aspectos tan importantes como el que “los bebés aprenden a hablar y a relacionarse escuchando a sus mayores y no hay evidencia de que puedan hacerlo escuchando máquinas. Entablar turnos de conversación durante el juego no solo enseña lenguaje y sienta las bases para la alfabetización; además, ayuda a aprender habilidades sociales, a interpretar roles y a aceptar el papel de los demás, escuchando, a través de la empatía.”

El estudio aporta nuevas evidencias de cómo puede estar afectando la tecnología al desarrollo de los más pequeños, al tiempo que insta a los padres a reconsiderar la selección de los juguetes para sus hijos más pequeños.

De hecho en la revista donde se ha publicado la investigación, se señala que “Es importante que los niños no se queden atrapados en el bucle del juguete-aplicación hasta quedarse excluidos de la participación en el mundo real”.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por Valeria Murgich

Comunicadora Social con experiencia en periodismo impreso, de radio y televisión. Doctora en Marketing por la Universidad Cumplutense de Madrid. Editora Web España de Merca2.0, donde escribo desde 2011.

5147 posts