Casi la mitad de los internautas adultos practican egosurfing