Zara acaba de perder una demanda de plagio interpuesta por Diesel y a pesar de ello, la marca de “fast fashion” sigue generando polémica por copiar diseños.

En esta ocasión las copias de sus prendas las hizo en México, donde un medio y una organización civil denunciaron la copia de los diseños de indígenas chiapanecos.

Tanto Impacto como Animal Político, han hecho circular a través de redes sociales un artículo en el que se da cuenta del plagio a diseños de indígenas chiapanecos, en un fenómeno que no ha cesado a pesar de que han sido múltiples las denuncias y campañas que buscan acabar con el plagio y la apropiación cultural.

Zara promociona la prenda en su sitio web con una rebaja de 39 a 29 euros (725 pesos, aproximadamente) y la describe como una “chaqueta de cuello redondo y manga larga abullonada. Detalles de bordados a contraste. Cierre frontal con cordón acabado en borlas”.

Los 725 pesos de esta prenda, contra los 150 pesos que Animal Político dice cuesta una de las prendas bordadas por las indígenas es un contraste demoledor que explica el beneficio económico que encuentran las grandes marcas que roban los diseños, contra las nulas políticas de defensa a la propiedad intelectual.

La idea de apropiación cultural es una manera de explicar la ventaja que encuentran las marcas de aprovechar diseños propios de determinadas culturas y lograr con ello productos para su venta masiva.

Muchos diseñadores argumentan que se inspiran en estos diseños y que no hay una apropiación como tal, aunque cuando se trata de enormes compañías como una Zara o la propia Christian Dior, parece que las denuncias se convierten en ecos que se pierden en el aire.

Aspecto en redes de la denuncia en contra de Zara por plagiar diseños de indígenas michoacanos:

Aspecto de la prenda que Zara vende en su sitio web, copiando diseños de indígenas mexicanos:

zara
imagen: Zara.com