• Zara ha perdido el juicio por plagio ante una marca danesa que demandó a la firma española por el parecido con uno de sus impermeables.

  • Zara es una de las empresas líderes en el mercado de fast fashion.

  • Un elemento que destaca de Zara es su capacidad para poder cambiar diversas colecciones a lo largo del año.

El mercado de moda es uno que ha sabido destacar en el mercado, por la capacidad que tiene de convertir a la creatividad en productos de gran valor en el mercado, lo anterior ha sido el ejemplo de marcas como Zara, que se han convertido en un gran referente en el mercado, de cómo operan estos grandes corporativos y los efectos negativos que tienen sus malas prácticas.

El caso que analizaremos es un gran recordatorio de lo importante que es sentar precedentes y lo relevante que es que a partir de estos, se logre marcar un valor de marca por la creatividad que se logra con la correcta gestión de ideas.

Manifestantes regalan Pepsi a la policía

Zara pierde por plagiar ropa

En mayo pasado un caso trascendió en tribunales daneses y fue uno en que el juez de ese país había fallado a favor de Daniel Brix Hesselager, cofundador de Rains en una demanda contra Zara.

Rains es una marca de ropa para lluvia que desde 2016 inició un litigio cuando se dio cuenta de que Zara había imitado sus modelos Parka Coat y Long Jacket,

La demanda se ha convertido en un importante precedente en contra de Zara y la mala fama que se carga de plagiar diseños para masificarlos y destruir la creatividad de marcas que no pueden competir contra el tamaño de la española.

“Nuestra inversión en este proceso legal no estaba ligada a un deseo de compensación financiera, sino a una misión para crear un precedente en la industria”, aseguró una cita de Rains que ha sido trascendida por Fashion Network.

Daniel Brix Hesselager, fundador de Rains, estuvo especialmente involucrado en la pelea legal contra y esto demuestra el verdadero interés por sentar un precedente que ayude a las marcas a defenderse del robo creativo.

Como parte de la demanda, incluso Rains editó una imagen en la que aparecía su diseño junto a la prenda vendida por Zara, por lo que se comprobó la evidente similitud.

Con sede en la ciudad de Aarhus, Rains es una de las tantas marcas que ha tenido que enfrentarse a empresas como Forever 21 o Zara, que roban diseños y los masifican en prendas que distribuyen a nivel mundial,

Una de las tesis que la marca ha asegurado, buscó demostrar con esta demanda que terminó siendo un juicio de tres años es que las grandes marcas de la moda tienen que ceñirse a reglamentos severos para que dejen de plagiar, violando los derechos de autor y propiedad intelectual, partiendo de que muchos profesionistas, creativos y personas dedicadas a la maquila de ropa dependen de sus creaciones, que al ser violentadas les roban este libre derecho a poder vender

Apple da lección a empresas que quieren a sus empleados de vuelta en las oficinas

Plagio, el gran mal de la industria de moda

El plagio se ha convertido en uno de los mayores males en a industria de la moda y en una amenaza a la capacidad creativa de las marcas de esta industria, que han encontrado en este segmento un camino sinuoso, pues el robo de diseños se ha patentado con la misma intensidad con que la ropa es demandada en el mundo, obligando a las marcas robadas a pasar por extensos procesos legales que si bien son pocos los que logran trascender, sientan un precedente que nos recuerda lo necesario que es el cambio en estas industrias y el desuso de malas prácticas.

Apple tuvo una idea que pronto todos imitarán

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299