El debate por el control de armas en Estados Unidos ha ganado especial relevancia durante los últimos meses, en donde tanto marcas, agencias creativas como plataformas de difusión de contenido se han sumado con iniciativas que buscan generar conciencia sobre uso y portación responsable de estos artefactos. Tal es el caso de Youtube que este lunes anunció que dentro de su sitio quedarían prohibidos aquellos materiales que promuevan la venta y fabricación de armas de fuego, así como aquellos totorales que expliquen la forma de uso de las mismas y la implementación de accesorios.

Según un comunicado de presa dado a conocer por la propia red social, los creadores de contenido han sido notificados, con lo que los contenidos de esta naturaleza serán eliminados a partir de abril próximo.

De manera específica lo que queda prohibido son “los videos que pretenden vender un arma de fuego o ciertos accesorios que convierten un arma de fuego en un arma automática. No se permitirán videos que brinden instrucciones sobre cómo hacer o instalar un arma, munición, cargador de gran capacidad, silenciador casero u otros accesorios. Tampoco lo harán los videos que muestran cómo convertir un arma de fuego en un arma automática”.

El esfuerzo es una mediad que la plataforma toma luego de que durante el año pasado fue fuertemente criticada por el poco control que tiene sobre aquello que sus usuarios publican, situación que la ha llevado tener tensiones con los anunciantes ante la postura de las audiencias frente a contenido considerado como sensible o inapropiado.

Cuando menos así lo concluye un reciente estudio realizado por Broadband Genie en el Reino Unido, el cual indica que el 70 por ciento de los consumidores califica como inapropiados a aquellos anuncios que aparecen junto a contenidos sexualmente explícitos, mientras que 69 por ciento hace lo propio cuando se trata de materiales de carácter racista, 66 por ciento con referencia temas violentos y 65 por ciento con materiales extremistas.

Más preocupante aún es reconocer que tres cuartas partes de los consumidores confiesan que aplazarían deliberadamente la compra de productos o la contratación de servicios de marcas cuya publicidad estuviera emplazada (intencionalmente o no) cerca de contenidos inapropiados.

Un ganador ¿inesperado?

Aunque para la red social resulta una decisión acertada, lo cierto es que no todos están contentos. Algunos creadores de contenido han expresado su inconformidad al respecto al denunciar que la medida es una “erosión de los derechos de los ciudadanos estadounidenses”.

El fabricante de armas de fuego Spike’s Tactical dijo a la BBC que el cambio reflejaba los intentos de “reducir lentamente nuestras libertades y erosionar nuestros derechos”.

De hecho, muchas de las personas que vieron cancelados sus canales o bloqueados sus contenidos afirmaron que están comenzado a publicar sus videos de armas en otras plataformas como Facebook y PornHub.

Karl Kasarda e Ian McCollum, quienes dirigen el sitio de revisión de armas InRangeTV, afirmaron que han tomado la decisión de mudar su material al portal de videos para adultos, con la única intención de difundir su información que consideran de valor para quienes son amantes de las armas.

“No buscaremos ninguna monetización de PornHub ; simplemente estamos buscando un puerto seguro para nuestro contenido y para nuestros televidentes”, afirmó la dupla en un comunicado.

Aunque este último sitio maneja contenido que no necesariamente es del agrado de la sociedad en general, el tema del uso de armas hoy en día resulta mucho más sensible, con lo que la llegada de creadores de contenido en este segmento podría no ser del todo benéfico. Habría  que conocer la postura que esta última plataforma tomará al respecto.