YouTube responde sobre el caso de Logan Paul, quien mostró el cadáver de un suicida

logan paul
twitter

Un ejemplo reciente de user generated content (UGC) que puede representar un peligro para una marca que pautó en ese video, fue lo publicado por el youtuber Logan Paul, quien visitó un bosque de Japón y capturó en su video el cadáver de un hombre que había cometido suicidio.

Logan Paul mostró a sus más de 15 millones de suscriptores de la plataforma de video el cuerpo de un hombre colgado de un árbol; después de grabarlo y reírse (de la situación, en gran parte), lo subió a YouTube.

Fue cuando una infinidad de críticas de la comunidad, celebridades e incluso de otros YouTubers se hicieron presentes.

De hecho, en Japón están molestos porque aseguran que faltó al respeto a la cultura japonesa durante toda su estadía. Al punto de que, de acuerdo con un reporte de Page Six, Masaki Ito, portavoz de la prefectura de Policía de Yamanashi, ha declaro públicamente que la ley busca a Logan Paul, con la intención de interrogarlo sobre el caso documentado en su controvertido video.

El caso trascendió de tal manera que YouTube se ha visto obligada dar una respuesta. Aunque ya pasó un tiempo considerable, hoy la plataforma respondió a las opiniones de los internautas.

Por medio de su perfil oficial de Twitter compartió una carta al respecto.

Se puede leer que:

“El suicidio no es un chiste, ni debería usarse como un medio para traer reproducciones. Como explica Anna Akana, a la perfección: “ese cuerpo era una persona a la que alguien amaba. Nadie entra a un bosque de suicidios con una cámara y dice que es para crear conciencia acerca de la salud mental.

Esperamos más de los creadores que cuentan con una comunidad en YouTube, al igual que seguro tu también lo esperas. El canal [de Logan Paul] violó nuestras reglas de la comunidad. Actuamos acorde y estamos considerando más consecuencias.”

Sin embargo, aún falta conocer las medidas que tomará la plataforma con más de mil 500 millones de usuarios activos.

Otros casos

Este tipo de contenidos ya había sido realizado por medios como Vice, luego de que uno de sus editores realizó un documental sobre este fenómeno, el cual ocurre en los bosques japoneses.

No es la primera vez que un youtuber genera polémica por el contenido que publica. En enero de 2017, el español ReSet, ofreció galletas rellenas de pasta dental a un indigente y grabó el hecho, provocando con ello que la autoridad ibérica lo multara con dos mil euros.