• De acuerdo con YouTube, para más de 20 mil canales en la plataforma, Super Chat ya es su principal fuente de ingresos

  • En marzo, el sitio reconoció que jamás podría ser 100 por ciento segura para los anunciantes

  • Según la compañía, sus creadores más populares están recibiendo ingresos de entre cinco y seis dígitos anuales

La plataforma de video más popular (al menos en Estados Unidos-EEUU) quiere dejar de depender de agentes externos.De acuerdo con The Verge, YouTube está diversificando rápidamente las fuentes de ingresos de sus creadores. Esto, en un impulso por asegurarles un flujo de dinero constante en un entorno donde no puede confiarse en los anunciantes digitales.

Hay varias estrategias que está impulsando la plataforma. La más popular de ellas es Super Chat, un sistema para que los usuarios puedan fijar comentarios durante streams en vivo por una cuota. Pero YouTube también está agregando nuevas opciones de suscripción. Asimismo, ha creado alianzas con empresas externas para ofrecer mercancía directamente al público.

Una lucha de YouTube contra rivales y anunciantes

Esta iniciativa parece parte de un esfuerzo más grande por expandir la viabilidad económica de YouTube. A finales de junio, presentó actualizaciones para mejorar la experiencia de los usuarios e incrementar su retención. Desde hace meses también anunció sus ambiciones por sumarse a la tendencia de contenidos interactivos. Y en mayo, se alejó definitivamente del modelo de suscripción para incrementar a la audiencia potencial de sus productos originales.

Al mismo tiempo, YouTube parece estarse quedando atrás en su propio nicho. Desde enero de 2018, Twitch había empezado a sacarle una importante ventaja al aliarse con algunos de sus generadores de contenido más influyentes. Y aunque sube cada vez más sus precios, Patreon aún es un importante riesgo para la subsidiaria de Alphabet. Incluso Vimeo, con sus nuevas características, podría llegar a amenazar el modelo de negocio de la plataforma a futuro.

Dados los escándalos de su plataforma y la alta volatilidad de sus ingresos por anuncios, es lógico que YouTube quiera independizar las fuentes de ingresos de sus creadores. De esta forma, no solo podría convencerlos de no abandonarla por Twitch u otros proyectos. También se asegura a sí misma un flujo de recursos mucho más estable y controlable. Pero aún está en duda si en algún momento realmente podrá dejar de depender de los comerciales.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299