CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Y los juegos olímpicos, apá?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En poco más de medio año, el mundo deportivo se congregará en la ciudad brasileña de Río de Janeiro para celebrar una edición más de los Juegos Olímpicos.

Para Margarita, a quien todo le debo

Mientras que en cada país, los organismos encargados de la preparación de los atletas de élite trabajan para que éstos lleguen a la cita carioca de la mejor manera posible y que se encuentren listos para participar en cada una de las pruebas en las que son especialistas; en el nuestro, las cosas parecen manejarse de una manera “algo” diferente.

Al caos que ya de por si representa la complicada estructura deportiva nacional con varios organismos que cuando tienen que trabajar se avientan la bolita uno al otro, pero cuando se trata de obtener recursos, allí están bien formaditos todos; hay que agregar también a los institutos estatales del deporte y por si fuera poco, a cada una de las asociaciones que cada deporte tiene en las distintos estados. La suma de éstas todavía da origen a una entidad adicional: las federaciones nacionales de cada disciplina.

Una organización a todas luces excesiva, que duplica funciones y que sin embargo, permite mimetizarse a las mil maravillas cuando hay que dar explicaciones sobre por qué los resultados no llegan a pesar de tanta gente “trabajando” en pro de nuestros atletas.

Y son precisamente las federaciones las instancias a las cuales, la actual cabeza de la CONADE, Alfredo Castillo ha puesto bajo la lupa, ya que en muchas de ellas, sus dirigentes aprovechan para eternizarse en el puesto, con el pretexto de una democracia sui generis, a gastar recursos públicos sin tener que rendir cuentas a nadie y encima, se molestan si alguien los cuestiona por las acciones anteriores.

El problema de las federaciones es que son asociaciones civiles y por lo mismo no están bajo la supervisión de nadie, ni puede haber alguien que las audite. Son como un club de Tobi donde son sus miembros, los únicos que pueden intentar algún cambio, pero si éstos son cercanos a la cúpula directiva o se benefician de ella, mediante algún tipo de prebendas que les sean entregadas, difícilmente cambiará el status quo actual.

En el aspecto de financiamiento, básicamente las federaciones tienen tres formas de hacerse de fondos: 1) obtener recursos de sus afiliados o de los eventos que lleguen a organizar o a avalar, 2) recibir dinero público a través de la CONADE y, 3) firmar patrocinios con empresas para allegarse de patrimonio. Si descartamos el segundo inciso debido a las fricciones ya mencionadas, quedan únicamente dos maneras para tener ingresos.

¿Pero qué pasaría si como sucede actualmente con el escándalo de la FIFA, los patrocinadores jugaran un papel de empresa responsable y empezaran a exigir transparencia en el actuar de las federaciones a cambio de no terminar los acuerdos de auspicio?

Por poner un ejemplo, ¿qué ocurriría si Martí o Sport City, ambos auspiciantes de la Federación Mexicana de Natación, exigieran un mejor manejo de ese deporte para que éste no afecte la imagen de marca de las empresas en cuestión?

La presión de las corporaciones perfectamente podría ayudar a que estos lamentables ejemplos terminaran de una vez por todas y que verdaderamente fueran las federaciones, el motor que potencializara el desarrollo deportivo de nuestro país.

Las posibles consecuencias

La intervención de Alfredo Castillo en varias federaciones, ha provocado que éstas busquen refugiarse en el Comité Olímpico Mexicano y que a su vez, éste logre alzar la voz llegando al Comité Olímpico Internacional (COI).
Si las protestas suben de tono, el COI podría suspender al deporte mexicano en su conjunto y así quedaríamos sin participar en Río 2016.

Como siempre serían los atletas, los grandes damnificados de tal decisión, después de entrenar día tras día y de dar las marcas para acudir a la justa mundial. Ojalá que la sangre no llegue al río.

Por último el que esto escribe aprovecha la ocasión para mandar a mis amables lectores mis mejores deseos para estas fiestas de Navidad, esperando igualmente, que el próximo año sea sumamente venturoso para todos.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados