¿Y el turismo apá?

¿Cómo saldremos de este atolladero, de esta parálisis económica local y mundial? Seguro se preguntan muchos puristas que no alcanzan a adaptarse a los cambios, a las sacudidas que nos da esta mundo de cambios y podmodernidad. Ni hablar, este 2020 se trata de reinventarse y sobrevivir para no morir, como marca, personas, agencia o empresa.
La respuesta esté llana de confusión, incertidumbre y poca claridad ¿Para dónde nos vamos, a dónde nos movemos? Hay que observar y tener apertura al cambio y a la reinvención. Respirar. Ser sensatos y aplicar el sentido común. Voltea a las entidades más rentables de hoy. Observa a Amazon, Airbnb, Facebook o las aplicaciones de movilidad ¿Qué notas? Que aplican el equilibrio perfecto entre el offline y el online. Venden experiencias analógicas a través de disparadores digitales. Ah sí. Tan simple como eso. Tan sensato como eso, sin vueltas rollos ni parpadeos. Los que ganan más dinero hoy, son intermediarios digitales de experiencias offline. Así de fácil.
¿Qué tiene que ver todo esto con el turismo? Mucho y con México más. Pues que nosotros no caemos en cuenta que somos un gran poseedor de experiencias offline. Nuestras playas, nuestra comida, nuestro servicio humano y atención, nuestra hospitalidad nata y sincera -Mi casa es tu casa-. Eso es oro molido. Ya basta de quejarnos -a algunos les quedan mínimo 5 años para hacer berrinche hasta que cambie el gobierno-. Vamos ponernos a trabajar. A usar el turismo como un negocio para todos. Para las marcas, para las entidades y para las personas. Ultimamente he escuchado quejarse mucho a los empresarios sobre el trabajo que cuesta que el gobierno suelte dinero era proyectos turísticos. Qué importa, nos malacostumbraron a mamar subsidios del Consejo de Promoción Turística del gobierno de México. Eso ya no va a pasar más, ni modo. Ese negocio de acabó para muchos intermediaros turísticos. Lo que tenemos que hacer ahora es pensar como piensa Airbnb. Convertirnos en un generador de experiencias offline para el mundo. El escenario natural ya lo tenemos, la gente también ya está aquí. Lo que es necesario es sintonizar y apuntar muy bien el código de comunicación para atraer a los visitantes. Esto es lo único que nos sacará para reactivarnos. es la salida.

¿Cómo relaciono mi marca o servicio con una experiencia orgánica?

No todo es online. Se trata de un maridaje, un equilibrio. Como hacer el amor, se trata de dos o mas.

Descubre como te comunicas mejor con tus clientes de forma cálida y humana.

Descubre qué canal digital te sirve a ti y sólo a ti de acuerdo a tu marca.

Humaniza tu marca. Dale toques de humano a lo que eres y no eres como marca y servicio.

Trata bien a tus clientes. Abrásalos todos los días. Offline. Esto nunca se va acabar.

Inyecta una experiencia real organiza y natural a tu relación con tus clientes.

Divide en dos columnas tus plan de mercadotecnia. Las experiencias offline y las experiencias online qu ella vas a dar a tus audiencias.

Marca que no comparte offline. Se quedará en la frialdad de solo lo digital.

No es tan difícil. Ni tan complejo. El secreto es comunicar bien, sintético, directo para crear emociones y buscar la rentabilidad.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.



Compartir
Artículo anterior5 libros de mercadotecnia que necesitas comprar esta semana
Artículo siguienteSitio del día: Un sitio web para consultar las noticias importantes del día
Comunicador de la Universidad Iberoamericana y maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Académico con más de 6 años de experiencia en diferentes universidades. Fundó su agencia hace más de 10 años de la nada -InTrend, the Next Marketing-. Ha asesorado a marcas como adidas, El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, (Bodegas La Negrita) BLN, Royal DSM (Ciencia y nutrición) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. Ha sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar. Twitter @pacosantamaria Instagram @pacosantam