WPP eliminará 3 mil 500 empleos para encontrar talento creativo 

equidad laboral
Imagen: Bigstock

Luego del nombramiento de Mark Read como CEO de WPP, el grupo publicitario dio a conocer que recortará cerca de 3 mil 500 empleos para racionalizar la estructura global del holding y reinvertir en activos de tecnología y talento creativo.

Esto se traduce en un esfuerzo que busca centralizar esfuerzos en la creatividad y los datos para mantenerse en competencia con sus pares en la intención de ofrecer márgenes de beneficios operativos del 15 por ciento para 2021.

De esta manera la estrategia demanda recortar más del 2.6 por ciento de la fuerza laboral global de WPP, durante los próximos tres años con la intención de tener actúas para reinvertir en la contratación de mil empleados nuevos que mejoren la propuesta creativa y de manejo de daros del holding.

Áreas afectadas y los refuerzos de la compañía

De acuerdo con el CEO de la reconocida firma publicitaria, los despidos se dejan en “áreas de back-office en lugar de áreas creativas y otras orientadas al cliente”. Asimismo se espera el cierre de 80 oficinas locales no especificadas, 100 más y la eliminación de 16 negocios que se han calificado como “no esenciales o de bajo rendimiento”.

En contraparte, se espera que la compañía refuerce su oferta en cuatro áreas esenciales: Comunicaciones (donde se incluye publicidad, contenido, medios, relaciones públicas); Experiencia; Comercio (para ayudar a sus clientes a capitalizar el potencial de marketplaces tan como Alibaba o Amazon) y Tecnología.

Cabe destacar que la empresa a decidir no fusionar más agencias cuando menos en el futuro próximo.

E palabras de Read “WPP necesita crecer; la reducción de costos solo nos llevará hasta el momento “. De igual forma señaló que su objetivo es crear “compañías más pequeñas pero más fuertes “y reconocer que “los empleos necesarios, desafortunadamente, se eliminarán en el proceso”.

En búsqueda del talento creativo

Para nadie es un secreto que uno de los malestares de la industria publicitaria a nivel mundial tiene que ver con la incapacidad del sector para encontrar talentos que cubran la nueva exigencia creativa que demanda el mercado. Ahora no basta con entender el mundo del color, simetrías y estética, en la actualidad es necesario comprender y capitalizar las ventajas que los datos ofrecen en términos creativos.

La carencia de profesionales con competencias especializadas y enfocadas a tendencias tecnológicas es parte central del problema. La demanda parece superar a la oferta.

Estimaciones de Eurecat indica que tan sólo en Europa durante 2020 serán necesarios 8 millones de profesionales en Big Data, de los cuales un millón de puestos no encontrarán candidatos para ser cubiertos.

Lo hecho por WPP responde a una tendencia que se replica en diversas industrias a lo largo del mundo; las empresas buscarán optimizar sus ganancias ante jornadas de trabajo que parecen improductivas ante propio ritmo de las mismas.

Cifras publicadas por The Drum dan contexto al problema: Un empleado en un día promedio recibirá cerca de 120 correos electrónicos y gastarán el 28 por ciento de su jornada en gestionar esta información. Bajo esta línea, se estima que recibirá entre 50 y 60 interrupciones al día, de las cuales el 80 por ciento serán trivialidades que en el 57 por ciento de los casos provendrá de herramientas de comunicación e información como las redes sociales. Con todas estas cifras de antesala, se preve que el 40 por ciento de la jornada laboral es improductiva.

Ante el escenario, uno de los pasos más evidentes ha sido la sustitución de talento humano por asistentes virtuales o robots inteligentes, lo cual por definición  tiene impactos importantes en el entorno laboral.

Un análisis realizado por el MIT indica que entre 1990 y 2007 la proporción de robot por cada mil trabajadores ha reducido el empleo en la población entre 0.18 y 0.34 por ciento, además de provocar una caída en los salarios de entre un 0.25 y un 0.5 por ciento. En otras palabras, la automatización ha generado al pérdida de entre 360 mil y 670 mil empleos.

En esta misma línea, datos del Foro Económico Mundial, refieren que más de mil millones de empleos se pueden automatizar con la tecnología que tenemos hoy día.

Para ser más puntuales y entender la complejidad del fenómeno, basta con ver lo que sucede en el mercado alemán según estimaciones entregadas por la fuente anterior: Hasta 1994 se contabilizaban 2 robots autónomos por cada mil trabajadores, índice de penetración que suponía más del doble de lo calculado para toda Europa o el cuádruple de lo registrado en Estados Unidos. En la actualidad, esta proporción se ha cuadruplicado al alcanzar los 7.6 robots por cada mil trabajadores alemanas, cifra que resulta aún más llamativa cuando se compra con la tasa de 2.7 robots por cada millar de empleados europeos y el 1.6 asignado al mercado estadounidense.

Sin embargo, en el terreno creativo esto puede no ser una realidad. Este campo demanda de sentido común y sensibilidad que parece que sólo el pensamiento humano puede entregar por lo que movimientos como los de WPP hablan de un nuevo escenario que podría llegar más rápido de lo que esperamos: Menos puestos mejor pagados.

Lo que queda por ver es si la industria en general esta lista para adaptarse a esta propuesta, más aun en tiempos con una economía volátil en más de un sentido.