A lo largo de la historia, se han diseñado logos que se mantienen de manera casi natural en la mente del consumidor; sin embargo, los emblemas de marca están obligados a evolucionar para no perder vigencia y esta es la premisa que guía el más reciente de Warner Bros. Records.

La firma fundada durante 1958 y que se ha convertido en uno de los sellos más importantes d ella industria musical a nivel mundial, ha cambiado de manera radical su logo así como su nombre con el fin de entregar una imagen más fresca al mercado y dar cuenta de la diversas de géneros así como artistas que posee en su catálogo.

Hasta hace poco, la firma utilizaba el logo de la fuera su empresa matriz -Warner Bros. Pictures-; aora el conocido escudo de la “MB” desaparece al tiempo que el sello sólo será reconocido como Warner Records.

Cambio necesario

Durante 2004, esta compañía californiana fue vendida (junto con el resto de activos musicales) por Time Warner a Lexa Partners bajo la condición de seguir usando su nombre y logotipo original durante 15 años más.

Este acuerdo acaba de cumplirse y a esto responde el cambio de imagen que, a decir de la propia compañía en un comunicado de prensa, “da la flexibilidad de abarcar a todos los artistas de Warner Records y todos los géneros de música de todo el mundo”.

Aún cuando sus ingresos no son malos (de acuerdo con Statista, Warner Music Group registró ingresos por mil 090 millones de dólares durante el segundo cuarto de este año) lo cierto es que la firma necesitaba evolucionar para, cuando menos en imagen, adaptarse a las nuevas realidades de las audiencias musicales.

El rol estratégico del rebranding

En este sentido, un cambio de imagen es algo más que dar una cara renovada a la marca. Se trata de un recurso que cuando es bien manejado se traduce en impactos positivos en términos de negocio.

Desde Marketing Insider Group, indican que un buen cambio de imagen de marca puede ayudar a una empresa a conectarse de mejor forma con un mercado objetivo nuevo o modificado, o ayudar a mantener un negocio a la vanguardia de la mente de sus clientes.

Y es que cuando se logra empatar esta parte visual con cuestiones mucho más estratégicas es cuando el rediseño de una marca da por resultado una imagen memorable que no sólo significa una diferenciación, sino que además representa nuevas oportunidades de negocio.

Recordemos que Cuando una imagen de marca logra ser memorable atrapa la atención de las audiencias un 13 por ciento más que aquellas cuyo fondo sólo es informar, al mismo tiempo que consiguen que los consumidores sean 7 por ciento más propensos a conocer sobre una firma y un 6 por ciento más a pensar que la marca tiene mejores niveles de innovación que su competencia, según estimaciones de Siegel+Gale.

loading...