Estados Unidos.- Los servicios de suscripciones son una de las tendencias que las firmas más están aprovechando en la actualidad y es que por una cantidad de dinero, el consumidor puede recibir en su casa (o en el establecimiento) productos y/o servicios de una marca al mes. La semana pasada, por ejemplo, Burger King lanzó un servicio de suscripción de 5 dólares mensuales con el que sus clientes podrían tener café durante todos los días.

Pero, esta no es la única firma que se incursiona en los servicios de suscripciones sino que, ahora, Walmart, la cadena de supermercados, quiere conquistar a los padres con hijos y ha lanzado Kidbox, un servicio de suscripción mensual en el que el producto protagonista es la ropa infantil.

Los descuentos son hasta del 50%

Con este servicio, los padres reciben una caja personalizada con 4 o 5 artículos por unos 48 dólares, lo que supone un 50% de descuento en los precios originales de los productos. Además, las cajas están disponibles para niñas de 0 a 14 años y para niños de 0 a 16 años e incluyen algunas prendas como jerséis, vestidos, camisetas y otras. Además, algunas de las marcas que forman parte de Kidbox son BCBG, Butter Super Soft, C&C California, Puma y muchas más.

Para Walmart, esta asociación con Kidbox le permite entrar en el negocio de la moda por suscripción sin tener que desarrollar su propio servicio desde cero y sin tener que desplegar toda la logística necesaria para ello. Asimismo, Walmart ve a Kidbox como una oportunidad excelente de expandir su creciente surtido de moda para niños y es que, en el último año, ha agregado más de 100 marcas como, por ejemplo, Kapital K, Levi’s, Limited Too, Betsey y The Children’s Place, entre otras.

Tendrá que competir con StitchFix y Amazon Prime Wardrobe

Kidbox está en auge y el año pasado aumentó sus ingresos en 15,3 millones de dólares. Eso sí, Kidbox no es el único negocio de moda por suscripción que recurre al comercio minorista tradicional en los últimos meses. Por ejemplo, en febrero, el principal rival de Kidbox, Rockets of Awesome, obtuvo una inversión de 12,5 millones de dólares por parte de Foot Locker para vender sus productos en las tiendas y sitio web de la compañía.

En estos momentos, Kidbox compite con StitchFix, que tiene su propia línea para niños y Amazon Prime Wardrobe que permite a los clientes comprar ropa para niñas, niños o bebés, además de prendas para adultos.