Walgreens explora volver a ser una compañía privada en un acuerdo nunca visto

El gigante farmacéutico Walgreens analiza una compra privada por US$ 70.000 millones. El acuerdo, de concretarse, sería la mayor adquisición con capitales privados de la historia.

  • La industria farmacéutica está en crisis por la suba de costos 

  • Las grandes cadenas no encuentran una solución y temen por un apocalipsis, como en el retail

  • Las ventas en línea y los pagos en baja de los medicamentos recetados son algunas de las causas

La cadena internacional de farmacias más grande del mundo, Walgreens Boots Alliance, está explorando abandonar Wall Street en lo que podría ser la mayor compra con capital privado de la historia.

La novedad, que no es oficial pero que fue publicada por Reuters, CNBC y Financial Times, asegura que Walgreens está manteniendo “conversaciones con un puñado de grupos de capital privado” y que el acuerdo involucraría unos US$ 70.000 millones.

La compra récord actual, de la compañía energética TXU en el año 2007, fue por US$ 45.000 millones.

Walgreens es un mega grupo mayorista-minorista de medicamentos que abarca 25 países con ingresos anuales de casi US$ 34.000 millones.

Las acciones de Walgreens subieron un 4 por ciento en las operaciones del martes en Nueva York, eso le dio a la compañía un valor de mercado de US$ 55.00 millones. También tiene una deuda neta de alrededor de US$ 15.000 millones.

Walgreens busca oxígeno

Walgreens explora salir de la escena pública porque está en un proceso de fuerte retroceso. Sus costos suben y sus ingresos operativos caen, lo que no hace otra cosa que complicar su futuro.

Las acciones de Walgreens cayeron 22% en los últimos 12 meses.

Uno de los problemas de las farmacias es que los consumidores están comprando cada vez más productos, como shampoo, cosméticos y vitaminas, en línea. Por otra parte, las aseguradoras pagan menos por los medicamentos recetados.

Walgreens está recortando costos, pero parece que no alcanza. El objetivo es reducir US$ 1.800 millones de gastos para 2022. Esto incluye el cierre de 200 tiendas en los Estados Unidos y otras 200 en el Reino Unido.

En medio de las complicaciones de la industria, rivales de Walgreens se asocian. CVS Health y Aetna se combinaron en 2018 en un acuerdo de aproximadamente US$ 69.000 millones.

Bigstock

Walgreens exploró un acuerdo para comprar AmerisourceBergen el año pasado, pero no llegó a buen puerto.

En 2015, Walgreens intentó comprar Rite Aid en un acuerdo de US$ 17.500 millones que buscaba sumar 4.600 tiendas. Sin embargo, los organismos reguladores redujeron el acuerdo a una compra de casi 2.000 puntos de venta y por menos de la mitad del efectivo (US$ 4.370 millones).

No le fue bien: de los 1.930 puntos de venta de Rite Aid que adquirió, ya cerró 630 y planea levantar otras 120 ubicaciones.

Otras empresas del sector están sufriendo la fuerte crisis de las farmacias en los Estados Unidos. En julio, Lunds & Byerlys anunció que cerraría 14 puntos de venta.

Antes, en abril, Shoppers Food and Pharmacy, propiedad de UNFI, inicio un programa para cerrar 30 puntos de venta, luego de venderle el negocio a otros gigantes farmacéuticos como CVS y al mismo Walgreens.

“La cantidad de farmacias en los Estados Unidos está en baja y la situación empeora porque los consumidores compran más en línea y menos en las tiendas”, dicen en CNBC.

Por su parte, en mayo, CVS dijo que cerraría 46 tiendas en los que registra bajo rendimiento de ventas.

El apocalipsis del retail en el mundo de las farmacias no termina. En septiembre de 2018, Stater Bros, un supermercado con sede en California, cerró sus 22 farmacias y le transfirió sus clientes de medicamentos recetados a CVS.

A fines de 2018, Kroger compró los registros de 42 farmacias Shopko que fueron cerradas, en una estrategia de mercadotecnia de hacer énfasis en los servicios de salud y bienestar para sus clientes.

Sigue a @PabloPetovel

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299