A un mes de que el gobierno federal anunciara el inicio de la incorporación paulatina a la ‘nueva normalidad’, son un gran número de industrias las que aún no pueden integrarse por completo, lo que representa un reto a nivel negocio y de conexión con sus target.

El cine es uno de los sectores que regresa a cuenta gotas, fueron poco más de tres meses que las salas estuvieron cerradas y, ahora, son sólo algunas entidades del país las que han podido reabrir sus complejos de exhibición lo que hace difícil que se reactive esta actividad económica, una dificultad que se hace mayor al enfrentar la desinformación y la reconstrucción del vínculo con el público.

Siguiendo las reglas

Al cierre de mayo, se estima que a nivel global la industria cinematográfica ha tenido un impacto estimado en más de 10 mil millones de dólares, sólo por concepto de taquilla, de acuerdo con The Hollywood Reporter.

En México el impacto es igual de profundo, Cinépolis dejó de vender más de 83.5 millones de boletos, mientras que Cinemex fueron casi 35 millones de entradas. De ahí la importancia de que se restablezca el potencial de todas sus salas de exhibición.

Tábata Vilar, Directora General de CANACINE

Así lo expresa Tábata Vilar, Directora General de CANACINE, quien señala que están “esperando que las entidades de cada estado vayan determinando fecha de apertura, porque dependemos del paso de los famosos semáforos”. Además, subraya que “no nos atreveríamos, los cines, a realizar una reapertura si no supieran con toda certeza que es seguro abrir; nos basamos en la información de la Organización Mundial de Salud y otros organizamos oficiales”.

Es claro que para el consumidor, la seguridad, hoy será un factor clave para que vuelva a tener confianza de recuperar actividades que antes de la crisis tenía. En ese sentido, el cine sigue los mismos pasos que otras industrias, como la restaurantera o deportes. Sin embargo, en su caso se enfrenta a más retos.

El streaming gana

A medida que casi toda actividad exterior quedó suspendida o reducida, las personas han tenido que buscar alternativas de entretenimiento, y las plataformas de streaming fueron una de las que mayor protagonismo ganó.

“Con el crecimiento en la penetración que hemos visto en las plataformas de streaming y videojuegos en América Latina, más y más anunciantes están aprovechando para crear nuevas oportunidades de participación y negocios a través de esos canales”, comentó Luiz Braz, Jefe de Plataformas de Latam en Verizon Media.

De hecho, datos de Nielsen apuntan que el 64 por ciento de los consumidores incrementaron sus actividades digitales en redes sociales y plataformas streaming y, si consideramos que datos recientes de Consulta Mitofsky refieren que un 89 por ciento de las personas aún no consideraría ir al cine en la ‘nueva realidad’, la dificultad de reconectar con el público es aún mayor.

El marketing, un aliado

No cabe duda que es imperante para el cine reabrir las salas de exhibición, es como lo dijo en su momento Alejandro Ramírez, CEO de la cadena Cinépolis en entrevista con medios nacionales, “hay que salir y reactivar porque, si no, como por ahí dice alguien, ‘igual no nos morimos de coronavirus, pero sí de hambre’”.

En ese sentido, las acciones y estrategias de mercadotecnia y comunicación jugarán un papel clave para la revitalización del cine, así lo considera Tábata Vilar, Directora General de CANACINE.

“Sí, sin duda es una parte muy importante de la comunicación”, pero luchar con un regreso paulatino en el papis y la desinformación suponen un reto mayúsculo, por ello añade que además de campañas y promociones, la industria está “buscando voces de especialistas, doctores y demás para que avalen los protocolos, orienten al público, para que la gente sepa que no es que nosotros digamos que es seguro, sino los especialistas en la materia”, apuntó.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299