Sobre el instinto humano de los consumidores es que se han trabajado la mayoría de las estrategias de marketing, lo que ha permitido el diseño predictivo en dispositivos móviles, que facilitan la interacción digital que tienen los usuarios, lo que ahora también ha evolucionado en búsquedas por voz.

El consumidor busca la conveniencia en cada una de las actividades que realiza mediante dispositivos móviles, lo que dio paso a búsquedas por voz y ahora, a interactuar a través de bocinas inteligentes, convirtiendo el simple hecho de hablar a dispositivos para activar comandos, en una ambiciosa área de oportunidad para los mercadólogos, quienes deben estudiar qué ha llevado a países como India, Estados Unidos, México, Brasil y China a colocarse entre los principales países que hacen demanda de esta tecnología, según cifras de un estudio conducido por Pew Research Center.

La conveniencia es muy valorada por el consumidor y lo demostró cuando un video se viralizó al capturar a un niño que lleva a cabo su tarea con ayuda de Alexa, la bocina de Amazon que recientemente alcanzó el récord con más de 100 millones de dispositivos vendidos en el mundo.

Esta facilidad que busca el consumidor en su interacción digital, ha detonado una tecnología de voz sumamente relevante en nichos justamente como este, el infantil, donde marcas como Mattel se arriesgaron a desarrollar una bocina inteligente llamada Aristotle, con la que dijo, ayudaría a los niños con conocimiento durante su crecimiento, a través de preguntas que estos fueran realizando al dispositivo, sin embargo, la bocina fue retirada por críticas que advertían sobre los riesgos de la privacidad de los niños y su bienestar.

Con este síntoma tecnológico, los mercadólogos han tenido que aprovechar y convertir a la voz en moneda de cambio. Se trata de conveniencia y experiencia, tal como vimos con campañas como la lanzada por Star Wars en Waze, donde la voz de C-3PO daba las indicaciones a los usuarios para llegar a su destino. Y lo mismo ocurrió con la voz del Tigre Toño de Kellogg’s o la de Chester de Cheetos.

La automatización de la presencia de las marcas en estos dispositivos es un buen ejemplo, como lo hemos visto con los anteriores casos, de como la conveniencia del consumidor es aprovechada por una estrategia de marketing, que lleva la voz de las marcas a su día a día.

“Ejecutar campañas en Waze para que el usuario tuviera la experiencia de una voz de marca, es un ejemplo sencillo de voice marketing usado en el mercado, sin embargo, la creación de tecnología de este tipo enfrenta el reto de esperar a que el mercado mexicano se adapte”, asegura Gerardo Sordo, CEO de Brandme.

DISEÑO CONVENIENTE

El menor esfuerzo por obtener cosas ha llevado a los consumidores a incrementar su interés por tecnología como las bocinas inteligentes, que han logrado convertirse en interfaces que han marcado una nueva pauta de investigación, pues se está buscando analizar la data emocional que se puede desprender del tono de voz y elementos como las veces que se hace una consulta; dónde, qué se busca y qué marcas son mencionadas, dando al marketing directo, creado por Lester Wunderman, una de las mejores oportunidades para estar vigente en la mente del consumidor, sobre todo cuando se espera que la big data generada durante 2020 alcance el 50 por ciento del total de las búsquedas realizadas de manera online, de acuerdo con cifras publicadas por ComScore.

“Una cosa es el reconocimiento de voz con aplicaciones, que por ejemplo te permiten firmar a través de la voz y otra cosa es encontrar la información que estás buscando por comandos de voz, la parte que es un reto todavía es el tema de entender emociones que es a través de dos maneras: una es con reconocimiento facial y otra es cuando hablas con una máquina pero lo más sofisticado es cuando podemos analizar el tono de voz”, concluye Suraj Shinde, director del Digital Lab de Inteligencia Artificial de Everis.

Con estas expectativas, hay una oportunidad sobre la que están trabajando las marcas y mercadólogos, añadiendo nuevas habilidades a su actualización en marketing digital, con el dominio en el diseño de skills para Alexa o el desarrollo de estrategias SEO enfocadas en las respuestas a preguntas que están haciendo los usuarios vía voz.