Vogue de nuevo en crisis de imagen por portada mal hecha

Vogue es una revista referente dentro del mercado de moda, debido a la generación de contenidos sumamente especializados y la trayectoria con la que cuenta.

Los medios impresos viven un momento en que han tenido que diversificar sus estrategias de contenidos a canales digitales, para lograr mayor número de oportunidades de comunicarse con un número más amplio de audiencias.

Un medio que demuestra lo anterior es Vogue, revista especializada en moda que alcanzó una audiencia de 12 millones 147 mil lectores para su mix de impreso/digital, según estimados lanzados con cifras de MPA, Nielsen, comScore y GfK.

Esto nos ayuda a descubrir la adopción definitiva de nuevas tecnologías, que ha llevado a la generación de esfuerzos con resultados virales, creando experiencias que permitan a las marcas colaborar con estos medios.

Dada la mezcla entre digital e impreso, encontramos la capacidad de estar ante un mayor número de audiencias lo que ha detonado de una manera radical la sensibilidad de la marca cuando se expone a los canales de comunicación.

Ejemplo de lo anterior ocurrió a Vogue con su reciente portada protagonizada por Zayn Malik y Gigi Hadid, la que generó polémica por estar mal planteada.

Dentro de la portada, la revista usó el intercambio de ropa de ambos personajes como estrategia creativa para presentar un artículo con el concepto de “fluidez de género”.

Estas fueron las reacciones que generó la estrategia en redes:

Esta no es la primera vez que la revista Vogue generó polémica con una portada, luego de colocar a la actriz Ashley Graham en su portada de marzo.

La aparición de Graham marca historia en la revista de moda, ya que se trata de una modelo plus size, hecho que contrasta con la apuesta de la revista, por modelos y celebridades cuya tendencia ha sido la de seguir estándares de cuerpos delgados, sin embargo, lo que buscaba marcar una pauta muy importante dentro del mercado de la moda, se convirtió en contra de la revista cuando diversos comentarios en redes sociales aseguran que se editó la imagen de la modelo.

Las portadas de revistas han logrado generar diversas polémicas en redes sociales, pues nos encontramos en un momento en que los consumidores y audiencias exigen mayor identificación con su realidad, pauta que se ha convertido en una estrategia creativa para las marcas, que han comenzado a dejar de manera gradual, la edición de fotografías en campañas publicitarias y en las mismas portadas de revista.

A pesar de que se han dado estos avances, diversas marcas se han olvidado del incidente y han apostado por portadas de revista que se han convertido en fuertes polémicas por mostrar cuerpos sometidos a edición digital.

Adweek

El incidente ocurrió con la actriz Kerry Washington, cuando apareció en la revista Adweek, en donde criticó que su imagen fue alterada.

“Se sintió extraño ver una imagen de mi misma que es tan diferente de como luzco cuando me miro en el espejo”, dijo en una publicación hecha en su cuenta de Instagram, convirtiéndose el incidente en una acción de relaciones públicas negativa para la marca editorial, debido a la cobertura que se hizo sobre su hazaña.

So…You know me. I'm not one to be quiet about a magazine cover. I always celebrate it when a respected publication invites me to grace their pages. It's an honor. And a privilege. And ADWEEK is no exception. I love ADWEEK. It's a publication I appreciate. And learn from. I've long followed them on Twitter. And when they invited me to do a cover, I was excited and thrilled. And the truth is, I'm still excited. I'm proud of the article. And I like some of the inside images a great deal. But, I have to be honest…I was taken aback by the cover. Look, I'm no stranger to Photoshopping. It happens a lot. In a way, we have become a society of picture adjusters – who doesn't love a filter?!? And I don't always take these adjustments to task but I have had the opportunity to address the impact of my altered image in the past and I think it's a valuable conversation. Yesterday, however, I just felt weary. It felt strange to look at a picture of myself that is so different from what I look like when I look in the mirror. It's an unfortunate feeling. That being said. You all have been very kind and supportive. Also, as I've said, I'm very proud of the article. There are a few things we discussed in the interview that were left out. Things that are important to me (like: the importance of strong professional support and my awesome professional team) and I've been thinking about how to discuss those things with anyone who is interested, in an alternate forum. But until then…Grab this week's ADWEEK. Read it. I hope you enjoy it. And thank you for being patient with me while I figured out how to post this in a way that felt both celebratory and honest. XOXOXOX

Una publicación compartida de Kerry Washington (@kerrywashington) el

Glamour Magazine

La edición en que la revista coronó a Lady Gaga como la cantante más sexy, pero esta aseguró verse con una piel “demasiado perfecta. Yo no luzco así cuando despierto por las mañanas (…) lo que quiero ver es el cambio en sus portadas”, dijo durante el evento que la propia revista organizó, en el que se le reconoció como la mujer del año.