Luego de meses de mantener sus tiendas cerradas o bien con muchas restricciones, el sector retail está por enfrentar un reto mayor y el caso de Walmart es un claro ejemplo.

Y es que aunque los jugadores de esta industria han invertido muchos recursos, capital esfuerzo para adaptase a las nuevas normas de seguridad, la realidad es que su inmunidad no está garantizada.

Walmart da positivo

El mejor ejemplo es lo que sucedió este fin de semana alrededor de una tienda Walmart, luego de que el Departamento de Ambiente de Nuevo México informara sobre la orden de cierre emitida a un establecimiento de la firma ubicado en Las Cruces, luego e que 4 empleados dieran positivo a coronavirus en las últimas tres semanas.

A decir de diversos medios, la Oficina de Ocupación y Seguridad emitió un “aviso de peligro inminente” con el cual exige que Walmart realice pruebas de Covid-19 a todos los trabajadores de la tienda al tiempo que lleve a cabo un proceso de desinfección del punto de venta.

El avisó indica que Walmart decidió no poner en cuarentena de 14 días a los empleados que dieron positivo en la prueba, al tiempo que la empresa no ha notificado la situación a los individuos que tuvieron contacto con estos empleados.

En esta línea, la mencionada autoridad solicitó que todas las personas que hayan visitado la tienda Walmart de Las Cruces en Rinconada Boulevard desde el 22 de junio, realizarse una prueba de Coronavirus pues pudieron ser expuestos.

El reto para las marcas

Aunque la marca no ha comentado nada específicamente sobre este caso, lo cierto es que hace algunos días un vocero de la firma aseguró que Walmart está “tomando todas las medidas necesarias para salvaguardar el bienestar de aquellos dentro de las tiendas”.

Adicional, la empresa informó en un como picado que se mantiene trabajando para que sus tiendas sean aseadas y sanitizadas de manera regular con lo que implementan “varias medidas en consideración a las guías de los CDC y expertos de salud”.

Las nuevas realidades hacen que la reapertura de las tiendas sea todo un desafío para el cual pocas marcas podrían estar preparadas.

Las marcas del sector deberán de considerar aspectos más allá de sólo tener estantes llenos para sobrevivir a la era post-pandemia.

Y es que ante el nuevo consumidor, competir por precio o diversidad de productos podría no ser la mejor opción.

Un estudio firmado por Psyma el cual indica que 3 de cada 4 consumidores dice que el paso del COVID-19 le dejará algún cambio permanente dentro de su vida.

Por ejemplo, de estos, 30 por ciento tendrá más higiene, 22 por ciento estarán más unidos con sus familias, 17 por ciento cuidará más su salud, 15 por ciento ahorrará más, 12 por ciento tendrá más conciencia sobre las enfermedades, 9 por ciento valorará más la vida, 7 por ciento estará más preparado ante otra contingencia y 7 por ciento cuidará más el planeta.

Estas cifras dan sustento a las nuevas normas que dictarán la elección de una tienda en la nueva normalidad.

Considerando las tendencias vistas a lo largo de la emergencia sanitaria en el continente latinoamericano, Kantar ha revelado que la preferencia hacia una tienda o punto de venta se determinará en función de los siguientes aspectos.

  • Cercanía al hogar (62 por ciento)
  • Poca cantidad de gente en el lugar (55 por ciento)
  • Precios accesibles (53 por ciento)
  • Que se cumplan con las medidas sanitarias (52 por ciento)
  • Que no haya filas para ingresar (39 por ciento)
  • Surtido de productos (35 por ciento)
  • Promociones atractivas (27 por ciento)

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299