¿Alguna vez has oído hablar de un buen vino chino? Bueno, eso

Las inversiones chinas en Latinoamérica son conocidas en materia de energía (plantas hidroeléctricas y nucleares), en la industria automotriz, en la fabricación de acero y en mundo del agro, entre otros sectores. Sin embargo, los vinos no eran un espacio en el que el gigante asiático sobresaliera.

Esto cambió con la confirmación de la adquisición que la considerada mayor productora de vinos del mundo, la china Yantai Changyu Pioneer Wine, hará al conglomerado chileno Bethia, dueño de tres viñedos en Chile y Argentina.

Yantai Changyu, el más antiguo productor de vinos del país asiático, tiene operaciones en Francia, Italia y Nueva Zelanda, entre otros. La compra abarca las viñas Indómita y Santa Alicia, ubicadas en el centro de Chile, y Dos Andes, bodega Premium de la provincia argentina de Neuquén que comercializa las marcas Calafate, Chaltén y Ruta 22.

“A través de estas adquisiciones, Yantai Changyu quiere incrementar desde Chile su presencia en el mercado latinoamericano”, dijo Bethia en un comunicado. A su vez, Bethia es uno de los principales accionistas de Falabella y Latam Airlines.

En la actualidad, Yantai Changyu Pioneer Wine produce más de 130 mil toneladas de vino por año, factura US$ 700 millones anuales y cuenta con una red de distribución de 10 mil puntos de venta, sólo en China.

El objetivo es el de incrementar, desde Chile y Argentina, su presencia en el mercado latinoamericano. “A partir de esta estrategia, fuentes del mercado vitivinícola argentino estiman que el grupo asiático busque adquirir otras bodegas en el mercado local”, publicó El Cronista.

Changyu está cuarta entre las 10 mejores marcas de vino más vendidas del mundo, según la revista The Drinks Business, con el Changyu Cabernet. Las tres más vendidas son Barefoot, Concha y Toro y Gallo.

Volumen de ventas de las principales marcas de vino en todo el mundo en 2015 (en millones de cajas de 9 litros). Statista 2016.