La forma correcta de hacer videos de productos para redes sociales

YouTube-video
Foto: Bistock

Hoy es más claro que nunca: El video marketing debe ser una parte fundamental de la comercialización en redes sociales. Actualmente, los usuarios consumen videos en todas partes, ya que es uno de los formatos de contenido que más impacto han generado en sus intereses.

Desde redes sociales hasta páginas web, de e-Commerce o plataformas digitales, la relevancia del video es conocida por los estrategas digitales, que son conscientes de que pueden utilizarlos para mejorar su vínculo con los usuarios. De acuerdo con la consultora Cisco, este tipo de material supone el 78 por ciento de todo el contenido que se consume en la red. Además, proyecta que el 84 por ciento del tráfico que se genera en Internet será por parte de videos.

Así, se demuestra cómo estos productos son un gran activo para cualquier marca o empresa y sus campañas de mercadotecnia digital. Incluso en redes sociales, como Instagram, han aprovechado esta opción. Con cada vez más consumo de stories, la app de fotografías lanzó IGTV, que permite a los usuarios publicar videos de larga duración.

Esto abre la puerta para realizar videos de productos; sin embargo, se tiene que tomar en cuenta de que no son una estrategia de promoción clásica. No se puede utilizar como una agresiva táctica de ventas. Crear contenido de video que se venda sin contar con una historia que lo diga atraerá el interés de los clientes, sobre todo si lo perciben valioso.

De acuerdo con AgoraPulse, hay una serie de puntos que se deben utilizar en videos de productos 

  • Creatividad y storyteliing

Cuanto más creativo sea un video, mejor será la respuesta de la audiencia. Agregar elementos creativos, contexto, gráficos y música para establecer el escenario puede ser una forma de hacer un pequeño storytelling interesante, que puede ser un método para vender sin estar ofreciendo algo directamente. La narración no tiene que ser compleja o demasiado dramática, solo se necesita usar elementos narrativos: principio, medio y un final, y debatir un poco más sobre el mismo relato.

  • Usabilidad y beneficio

Un video valioso puede mostrar cómo funciona un producto y qué se puede esperar de él. Esto puede ser convincente desde una perspectiva de ventas, pero no se parece mucho a un discurso de ventas, ya que el valor del producto hace que el video resalte para el público. Incluso se puede hacer a manera de tutorial, para que la audiencia siga paso por paso los beneficios que puede obtener.

Cuando se lanza un video, se pueden utilizar otros medios para su difusión. Por ejemplo, las historias de Instagram son un excelente lugar para exhibir productos de una manera divertida y única, más allá de lo que se hace en plataformas como Facebook o Twitter. Hay muchos elementos que se pueden tomar en cuenta para que los videos de productos sean más interesantes: Stickers en Instagram, Filtros en Facebook o streaming online en YouTube, todo se puede aprovechar.

  • Entre más corto es mejor

Menos es más, una de las reglas que también se tienen que aplicar al contenido de redes sociales y, por supuesto, también para los videos, particularmente en los que son de productos. Seguir los primeros dos puntos, utilizando una capacidad de sintetizar la información serán la pauta a seguir.