Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entre vida personal y trabajo: de la Ley a las acciones empresariales

México tiene un pendiente con el equilibrio entre la vida personal y el trabajo; no obstante, las empresas realizan acciones para mitigar los vacíos.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
sindicatos
  • México se ubica en el ranking número 39 de 40 de los países miembros de la OCDE con los niveles más bajos de balance entre vida y trabajo.

  • La Ley Federal de Trabajo avanza en propuestas de aumento de vacaciones, desconexión digital y permisos de maternidad y paternidad.

  • Las acciones empresariales van a un paso más acelerado y demuestran priorizar el bienestar de los trabajadores.

De los países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene uno de los niveles más bajos en el “Balance vida-trabajo”, con una calificación de 1.1 en un rango de 0 a 10 y ocupa la posición 39 de 40 países en el ranking. Hoy en día, el balance entre vida personal y trabajo es un pendiente de la Ley Federal del Trabajo; no obstante, las empresas están llevando a cabo acciones para brindar un equilibrio y bienestar a sus trabajadores.

El equilibrio entre la vida personal y profesional genera efectos positivos en la salud física, mental y profesional de los trabajadores y genera un ambiente con niveles de estrés reducidos. Aquellas empresas que “garantizan el equilibrio personal y profesional en sus centros de trabajo obtienen a cambio trabajadores más leales, más productivos y menor ausentismo”, dice la Universidad Anáhuac de México.

Por su parte, la Ley Federal de Trabajo en México ha defendido los derechos de trabajadores: reduciendo jornadas laborales, integrando a las mujeres, brindando condiciones dignas y seguras de trabajo.

Ello, cumpliendo con el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que dicta que “toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil; al efecto, se promoverán la creación de empleos y la organización social para el trabajo, conforme a la Ley”.

No obstante, México se encuentra como uno de los países con el nivel más bajo de descanso y de vacaciones de trabajo fijas. De acuerdo con la Ley en el Artículo 76, los trabajadores al cumplir un año de servicio disfrutarán seis días de descanso, que aumentarán por cada año de servicios en dos días laborales.

En ese sentido, México ocupa el cuarto lugar en extensiones de jornadas más largas laborales, debido a que el trabajador destina alrededor de 2,148 horas al año al cumplir con sus actividades laborales y la situación se agrava cuando se observa que la media de los países integrantes de la OCDE es de 1,726 horas al año, es decir, 20 por ciento menos que las jornadas mexicanas.

Asimismo, los trabajadores mexicanos destinan menos de 15 horas a su cuidado personal y al ocio. Los datos de la OCDE indican que los mexicanos desconocen el balance entre tiempo laboral y tiempo personal.

Los horarios de trabajo excesivos resultan perjudiciales para la salud y aumentan el estrés, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que el estrés laboral es uno de los principales problemas de salud de los trabajadores causado por el agotamiento, frustración hacia el trabajo y condiciones laborales.

Un acierto de la Ley es el derecho a la desconexión digital, es decir, se considera legal que los trabajadores decidan no contestar fuera de sus horarios laborales, si desean contestar mensajes, llamadas o correos relacionados con su rol profesional. Ello, con el objetivo de tener un balance del tiempo.

El balance entre vida y trabajo es necesario para que los trabajadores mexicanos cuenten con mejores condiciones laborales en el país, aumenten su productividad y que les permita a las empresas competir en un nivel similar en el mundo.

Acciones empresariales más allá de la Ley: garantizar balance entre vida y trabajo, una prioridad

Antes de la pandemia, los trabajadores ya se enfrentaban al reto de mantener limites entre el trabajo y la vida personal. Con los diversos confinamientos y las medidas de las empresas de enviar a su fuerza de trabajo en casa incrementó la dificultad para desconectarse del trabajo.

¿Cuántos trabajadores se conectan por la madrugada gracias a la ansiedad de terminar sus pendientes o deciden pasar más horas frente a la computadora? Según ADP Research Institute en el estudio “Personas y trabajo 2021: panorama de la fuerza de trabajo global”, las personas están trabajando más horas de manera gratuita y el nuevo entorno laboral contribuye a mayores niveles de estrés.

Aunque en tiempos antes de la pandemia se haya priorizado el trabajo sobre la salud, de acuerdo con Statista, Argentina, Brasil, Colombia y México dejarán el trabajo a un lado si se trata de cualquier tema que los aqueje emocional o físicamente: las prioridades han cambiado.

Algunas empresas han entendido el poder de que sus colaboradores estén con niveles de estrés bajos y tengan certidumbre sobre su vida personal.

De acuerdo con un vocero de Twitter, en la empresa cuentan con una cultura que describe como única “Love Where You Work”, donde alientan a la recreación en tiempos libres y hay una promoción de la desconexión que inicia desde los niveles más altos.

“Creemos que encontrar un justo balance entre los aspectos profesionales y personales incrementa el desarrollo, además de otras capacidades que no necesariamente se pueden encontrar en un ambiente profesional, por eso implementamos distintas acciones: Day of Rest mensual (global) – un lunes al mes de desconexión, adicional a los días feriados, vacaciones y días personales de descanso”, comentó.

Del lado de PepsiCo, Juan Carlos Lavin Gerente Sr de Comunicación Corporativa comentó que los planes de carrera son primordiales en la empresa, ya que ayudan a los trabajadores a mantener un balance entre vida y trabajo.

Por ello, la empresa asiste con una línea de bienestar, atención a salud y seguridad, apoyos económicos en caso de nacimiento de hijos y para fomentar que tengan un estilo de vida saludable brindan talleres y clases para que los colaboradores “se cuiden, equilibren e involucren”.

A raíz de la pandemia, las empresas pusieron gran énfasis en la salud de los colaboradores y bienestar. Datos de la encuesta EY 2021 Work Reimagined Employee Survey aseguran que, el bienestar y la satisfacción de los empleados son primordiales en las organizaciones debido a que “la mayoría de los empleados están dispuestos a dejar su trabajo actual si no se les ofrece la flexibilidad que desean, y los millenials son dos veces más propensos a renunciar que los baby boomers”.

Las empresas conscientes del impacto laboral que implicó la Covid-19 y el panorama de trabajo mexicano, mejoraron la remuneración de sus empleados, prestaciones de salud y añadieron programas de bienestar para garantizar un balance entre vida y trabajo.

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores