Vetan a Chevrolet y Ford en Jalisco

Luego de que el Grupo Coconal, una empresa dedicada a la construcción y a la concesión de proyectos de infraestructura, anunciara que no adquirirá ningún vehículo de la empresa Ford tras cancelar plan de inversión en México, en Jalisco se suman a la iniciativa.

Y es que el Alcalde de Tlajomulco, Jalisco, Alberto Uribe Camacho, informó mediante su cuenta oficial de Twitter que su Gobierno no comprará más vehículos a las empresas automotrices Chevrolet y Ford.

Cabe recordar que Chevrolet pertenece a General Motors, empresa que trasladó producción a Michigan de componentes para la manufactura de una nueva generación de camionetas pick up que se fabricaban en México.

El funcionario eligió el mismo medio que el presidente electo Donald Trump para promover su idea, la plataforma digital de los 140 caracteres, en donde escribió:

No vamos a comprar a empresas que están de acuerdo en tratar a México como un país de segunda, #México está unido y tiene dignidad

Recordó que el año pasado la administración adquirió una flotilla de 99 automóviles Chevrolet y dos de Ford, lo que cambiará como consecuencia de ceder a las presiones del magnate estadounidense.

¿Esto debe preocupar a las automotrices?

En realidad no se trata de una cantidad de autos considerable para Ford y Chevrolet, pero el mensaje del gobernante va más allá. Se trata de una estrategia de marketing político como la aplicada por Trump, sólo que en menor escala.

¿Qué gana el Gobierno de Tlajomulco? La respuesta es adeptos. La imagen de los políticos en México no es positiva en su mayoría, de hecho, un estudio Edelman Trust Barometer 2016 reveló que 35 por ciento de la población de América Latina no cree en las acciones de los políticos.

Por ello, sumarse a la tendencia de ir contra Trump, funciona para sumar simpatía a una marca, en este caso al gobierno municipal. KIA es un ejemplo de ello.

La firma envió el mensaje que de continuarán con sus inversiones en México y aún más, que las crecerán, lo que se reflejó en una gran cantidad de reacciones positivas al respecto, específicamente en el mensaje enviado por medio de su cuenta oficial de Facebook.

Esto, generó entre los internautas la idea de consumir automóviles de marcas con la idea de mantener sus inversiones en la nación mexicana.

comentarios_kia_fb

A esta tendencia se sumó Toyota, la firma dijo concretamente que, si bien espera con interés colaborar con la administración del magnate, no retirará su inversión en México porque no interfiere para nada con los empleos en Estados Unidos.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.