• La campaña de Music.School fue producida con la ayuda de la agencia Patsany Agency

  • Mientras que el primer comercial tiene una duración de solo 15 segundos, el otro se extiende más allá de los 30 segundos

  • En ambos comerciales, la empresa muestra claramente su logo y sitio web al final de la activación

Después de observar varias iniciativas comerciales, se pueden empezar a detectar patrones en  la forma que las marcas ejecutan sus estrategias comerciales. Cada campaña de Burger King, por ejemplo, es una burla directa o indirecta a sus rivales, en especial McDonald’s. Por su parte, Nike siempre está buscando contar historias inspiradoras, especialmente de sus aliados deportistas. Luego hay quienes, como American Gin, ponen toda su apuesta en un solo factor.

Estos detalles comunes entre campaña y campaña ayudan a que las marcas creen una imagen precisa sobre sus propias empresas ante el resto del público. De acuerdo con Entrepreneur, las ejecuciones en redes sociales mejoran la lealtad, liderazgo y reconocimiento de la empresa. Emerald insight apunta que la publicidad imbuye valores a los negocios a ojos del público. Y según ciertos estudios, el efecto es mucho más notable en la libertad de los canales digitales.

Así pues, la publicidad es también una de las muchas formas en las que una empresa puede consolidar la imagen de su marca. Así pues, es crucial que no solo el mensaje de la compañía se mantenga similar a lo largo de todas sus activaciones. Además, es muy importante que se conserve cierta consistencia en cuestión narrativa, de estilo y hasta de tono. Por supuesto, no todas las empresas están conformes a trabajar en los confines de este conveniente molde.

Una campaña violentamente buena

Music.School se convirtió en el ejemplo perfecto de este principio con su nueva campaña. La empresa, como su nombre lo indica claramente, es una escuela en línea para aprender esta arte en línea. Así pues, lanzó dos comerciales para comunicar a la audiencia dos ventajas muy específicas de su servicio. Primero, que la preparación profesional que ofrece no es tan larga como otros programas. Segundo, que no se requiere tener más equipo que una simple laptop.


Notas relacionadas


Lo que llama la atención de esta campaña es que, a pesar que se trata del mismo producto, ambos anuncios son muy distintos. Lo único en común es su estilo violento y exagerado. En el primero, se puede ver una fiesta donde el DJ y todos los invitados son personas de la tercera edad. La reunión termina abruptamente tras una lesión de espalda. En el segundo, un hombre destruye un estudio de música diciendo que no es necesario todo ese equipo para aprender.

El arte de sorprender incluso a uno mismo

Ya en otras ocasiones las empresas han creado una campaña que difiere mucho del tipo de activaciones que habían tenido en el pasado. Por ejemplo Nike, para fomentar el deporte entre los menores de edad, lanzó un extraño comercial que parecía bajo la influencia de las drogas. Por su parte, Apple se alejó un poco de las narrativas más conmovedoras para crear un filme de acción en diciembre. Incluso Aeroméxico se distanció de su imagen seria para usar memes.

Hay una muy valiosa lección encerrada en la iniciativa de Music.School. La campaña es muy inesperada en su ejecución, en el sentido que cada uno de los anuncios parecen pertenecer a una activación distinta. Al mismo tiempo, hay ciertos elementos que tienen en común que los ayudan a ser reconocidos como el trabajo de una misma empresa y un mismo equipo creativo. Específicamente, el estilo exagerado y la comedia incómoda que explotan ambos comerciales.

Al mismo tiempo, esta radical diferencia entre uno y otro comercial ayuda a mantener la activación fresca y darle mayor atractivo a la marca como un todo. Es importante recordar que lis usuarios no quieren empresas estáticas. Quieren ser sorprendidos y tener contenido nuevo que consumir todo el tiempo, Producir siempre cada campaña bajo los mismos estándares puede llegar a ser monótono. En este sentido, no hay que temer cambiar un poco la fórmula.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299