Gracias a la serie original producida por Netflix, Luis Miguel ganó un nuevos suspiro de popularidad entre las audiencias. La producción que se convirtió en todo un fenómeno cultural llevó al cantante emblema de los años 80’s y 90’s, a ser parte de los gustos musicales de una generación que nació casi una década después de sus años de gloria.

Algunos números al respecto son claros al respecto. Gracias a la serie, las reproducciones del catálogo musical de Luis Miguel en Spotify aumentó casi 200 por ciento, en comparación con el promedio de reproducciones previo al estreno, según refirió la plataforma de streaming en un comunicado.

De igual manera, estimaciones de Media Research Center indican que en promedio y sólo en el mercado mexicano, 487 mil personas vieron Netflix los domingos por la noche, lo que supone un incremento de 18 por ciento respecto a lo registrado antes del estreno de la serie.

Asimismo, a consecuencia de la serie la serie, la plataforma logró conquistar a nuevas audiencias. Por ejemplo, la audiencia de personas entre 45 y 54 años aumentó 51 por ciento, mientras que en Estados Unidos, según datos de Parrot Analytics, el engagement con la plataforma y la serie creció semana a semana.

De tal suerte, dicho reporte indica que el episodio 9, transmitido el 17 de junio, logró aumentar su conexión emocional con cada televidente en un 21 por ciento. Una semana más tarde, el episodio 10 aumentó su audiencia en un 19 por ciento.

Conciertos y entradas agotadas para próximas presentaciones ha sido el saldo para el famoso cantante, mismo que ahora es parte de una nueva petición en la plataforma Change.org en donde miles de usuarios ya exigen que Luis Miguel canté gratis en la explanada del Zócalo el próximo 1 de diciembre, día en que Andrés Manuel López Obrador rinde protesta como presidente para el periodo 2018-2024.

El usuario identificado como Tigre Pueblo es el responsable de esta petición que dentro de la plataforma mencionada se lee de la siguiente manera:

“Los mexicanos dimos un gran paso a la unidad nacional el pasado 1 de julio. El ánimo es de esperanza y todos creemos que viene un mejor México para todos y todas, para ricos y pobres, jóvenes y viejos. Por eso creemos que un acto para celebrar esta nueva era es tener a nuestro máximo exponente actual, al Sol de México, cantando en un concierto gratuito en el Zócalo para la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador. Firma si estás de acuerdo”.

Lanzada hace tres días, la petición ya suma 2 mil 991 firmas y se espera que la participación sea la suficiente para llegar a las 5 mil rubricas recolectadas.

Lo que dice del consumidor

Más allá de si es o no una oportunidad para el branding personal de Luis Miguel o si es un camino que Netflix podría capitalizar con una segunda temporada, lo cierto es que esta petición deja en claro el rol que ahora tiene y asume el consumidor.

Basta con ver lo que sucede en redes sociales. Un reciente estudio realizado por Sprout Social en el que entre sus conclusiones destaca que hasta un 46 por ciento de los consumidores emplean las redes sociales para hacerles saber a las marcas cuando no están conformes.

Lo que llama la atención, son las razones por las cuales las personas establecen conexión con las marcas por medio de estos canales, y es que Facebook y Twitter principalmente se han convertido en los escenarios preferidos por los usuarios para expresar su inconformidad.

De acuerdo con dicha fuente, el 60 por ciento lo haría por algún contenido o propuesta deshonesta, el 59 por ciento por mal servicio al cliente y el 57 por ciento por un mal comportamiento por parte del personal de la marca.

El empoderamiento de las audiencias no sólo se lee desde las redes sociales, cada vez son más las plataformas que el consumidor entiende sobre esta línea.

El consumidor se sabe empoderado y esa posición, con las ventajas y desventajas que supone, se ha convertido en uno de los grandes desafíos para las marcas en esta era.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299