• Esta misma tecnología teóricamente estaría disponible a los usuarios de los nuevos Spectacles de Snapchat

  • Se estima que existen alrededor de 728 millones de usuarios de iPhone en todo el mundo, según Statista

  • La compañía de foto apunta que las funciones exclusivas de foto 3D estarían disponibles a partir del día de hoy

Convencer a los usuarios de realizar una compra puede ser una meta compleja. No solo la audiencia de hoy en día es una de las más informadas que ha existido en toda la historia. Las herramientas digitales han hecho mucho más fácil a las personas el comparar las opciones de varias marcas de una forma objetiva, rápida y conveniente. Así pues, hay varias estrategias para dar una valor añadido a las opciones de la compañía. Entre ellas, las ofertas exclusivas.

Utilizar las exclusivas es un método probado para potenciar el negocio de las diferentes marcas. De acuerdo con SheerID, permite a los negocios preservar su integridad de marca al apoyar las actividades o condición de un segmento de su audiencia. Por su parte, Chron defiende que estas estrategias permiten atraer la atención de los consumidores hacia las ofertas de la compañía. Eso sin contar el mayor poder de mercado que apunta AZ Central.

Así pues, las ofertas exclusivas son ampliamente utilizadas y por buena razón. Por supuesto, su uso puede variar de un caso a otro y cada compañía las implementa de su propia manera. Sin embargo, cuando no se tiene una buena estrategia detrás, de hecho pueden resultar en detrimento a la compañía. En especial si se percibe que estas ofertas únicas, más que reconocer a un segmento de la audiencia, de hecho excluye a todo el resto del público.

Nuevas funciones exclusivas en Snapchat

En este contexto, vale la pena analizar la nueva propuesta de la plataforma de fotografía. De acuerdo con The Verge, Snapchat acaba de lanzar un nuevo tipo de captura a su plataforma. Se trata de imágenes que capturan una imagen en 3D al utilizar una selfie. Esta tecnología permite que, una vez tomada, el material pueda moverse en la pantalla con un efecto de profundidad y dimensión. La cosa es que serían ventajas exclusivas para dueños de iPhones.

Solamente los usuarios de iPhone X o modelos de Apple superiores podrían utilizar el nuevo “3D Camera Mode”. Estas imágenes podrían guardarse, compartirse y verse en cualquier dispositivo. Sin embargo, solo los smartphones más nuevos de la compañía de Tim Cook tendrían las ventajas exclusivas de tomar las fotos y ponerle filtros. Un vocero de la compañía puntualizó que en el futuro se espera que más dispositivos estén en la lista de compatibilidad.

Exclusivas: ¿”discriminación” o ventajas agradables?

Junto con Snapchat, otras compañías han presentado servicios y funciones exclusivas para un segmento de sus usuarios. Hace unos días, Netflix presentó una característica única en México y Reino Unido, para ver los 10 contenidos más vistos en el país. YouTube, por una serie de controversias con su público más joven, lanzó sitio web dedicado para Kids. También Disney ofreció, por unos días, su suscripción de streaming por un precio preferente.

No cabe duda que, para la audiencia que recibe estas características exclusivas, dichas iniciativas son muy provechosas. Pero vale la pena analizar qué tipo de recibimiento le dan el resto de la audiencia. Es posible que este tipo de iniciativas se perciban como ventajas injustas. En especial si la marca en cuestión no puede justificar convincentemente por qué esa parte de la gente tiene acceso a herramientas y ventajas que el resto no puede aprovechar.

Por supuesto, el discurso cambia radicalmente si se trata únicamente de cuestiones temporales. Al final, todas las compañías suelen probar nuevas funciones en zonas exclusivas para refinar y comprobar su funcionamiento antes de su lanzamiento global. Pero cuando se trata de cuestiones permanentes, o que nunca serán adoptadas de forma más generalizada, el truco está en transparencia. Comunicar a la audiencia porqué se toma la decisión de negocio.