Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Solo 75 instituciones privadas están certificadas por la NOM de igualdad laboral

Universidades adoptan la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 como un compromiso con la igualdad laboral con trabajadores. Ello, con el objetivo de transmitir valores sólidos a los estudiantes y a la sociedad.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Hasta 2018 se certificaron con la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015, 309 organizaciones, 233 públicas, 75 privadas y una de la sociedad civil.

  • Las universidades adoptan el mecanismo voluntario para reforzar su compromiso con la sociedad y con los profesionistas.

  • Un común denominador entre las instituciones es que son transparentes con sus políticas, lo que brinda mayor credibilidad en la existencia de un entorno seguro tanto para trabajadores como estudiantes.

La discriminación es una práctica cotidiana y sistémica que da tratos desfavorecidos a las personas y en pro de su eliminación los centros de trabajo, incluidas las universidades, adoptan un mecanismo voluntario conocido como la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015, para favorecer el desarrollo integral de las personas. La certificación garantiza la promoción de la igualdad laboral, inclusión y no discriminación y refuerza el compromiso de formar profesionistas con valores sólidos, es decir, los cambios institucionales van del interior al exterior.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2017, el 20.2 por ciento de la población mayor a 18 años y más declaró haber sido discriminada. Los motivos de discriminación principalmente son la forma de vestir o arreglo personal, el peso o estatura, la edad y las creencias religiosas.

Los tratos diferenciados afectan todas las burbujas de la sociedad; no obstante, en el momento de que las instituciones se comprometen con la inclusión traen beneficios:al interior genera confianza, respecto y credibilidad, crea un clima de trabajo agradable, estimulante y participativo, favorece la eficiencia, la productividad y la calidad, y el cumplimiento de los objetivos”, dice el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred) en la Guía de acción contra la discriminación. Institución comprometida con la inclusión (ICI).

Y al exterior, fortalece las relaciones entre las instituciones y la sociedad que ayudarán, en dado caso de comprometerse, a amortiguar los desafíos en la materia que enfrenta México.

 

Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 y credibilidad en la educación

La Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 es resultado de años de esfuerzos que inician en el 2009 para implementar la igualdad laboral entre hombres y mujeres. Ello, junto con mecanismos del INMUJERES con el Modelo de Equidad de Género (MEG) y la Guía de Acción contra la Discriminación de la Conapred buscan generar una cultura en los ámbitos laborales.

En el caso de la obtención de Norma Mexicana, los centros de trabajo tendrán que recibir una auditoría “para verificar que sus políticas y prácticas cumplen con los requisitos de igualdad laboral y no discriminación”, dice el Gobierno de México.

No es muy común que las instituciones quieran certificarse, de acuerdo con el Gobierno de México, hasta 2018 se certificaron 309 organizaciones, 233 públicas, 75 privadas y una de la sociedad civil, ¿el motivo? No todos los centros de trabajo pueden garantizar ambientes laborales con igualdad y no discriminación, pero ¿qué pasa con las instituciones educativas?

Las universidades son algunas de las organizaciones que priorizan adoptar el mecanismo de forma voluntaria con el objetivo de formar una sociedad distinta, ya que los cambios inician del interior de las instituciones al exterior. Ello, tomando la ventaja y tarea de educación social.

De acuerdo con Laura Ivonne Gonzalez de Cossio Fanciulli, Directora de Recursos Humanos en la Universidad Tecnológica de México (Unitec), las estrategias de inclusión recaen en favorecer la igualdad laboral y no discriminación.

“Así como no permitir actos de violencia laboral por medio de la sensibilización y la importancia de resaltar nuestros valores institucionales (…) y garantizar la igualdad de oportunidades para cada persona integrante de la comunidad universitaria”, puntualizó.

Ello, junto con la implementación de la NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación se promueve y garantiza el compromiso social de las universidades tanto en sus plantillas laborales como con sus alumnos.

Los ejes principales de la Norma son: incorporar la perspectiva de género y no discriminación en los procesos de reclutamiento, selección, movilidad y capacitación; garantizar la igualdad salarial; implementar acciones para prevenir y atender la violencia laboral y realizar acciones de corresponsabilidad entre la vida laboral, familiar y personal de sus trabajadores y trabajadoras, con igualdad de trato y de oportunidades.

Al mapear otras universidades es evidente que no muchas están certificadas, pero dentro de las localizadas se encontraron las siguientes: la Universidad Politécnica del Valle del Évora (UPVE) localizada en Sinaloa, la Universidad Tecnológica del Suroeste de Guanajuato y la Universidad Tecnológica de Gutiérrez Zamora ubicada en Veracruz.

Todas las universidades mencionadas manifiestan públicamente su compromiso con los derechos humanos, garantizan la igualdad entre mujeres y hombres y rechazan la discriminación por origen étnico nacional, por color de piel, cultura, sexo, género, edad, discapacidades, condición social, religión, apariencia física, lengua, preferencias sexuales o cualquier otro motivo.

En el caso de la Universidad Tecnológica del Suroeste de Guanajuato los principios éticos con los que se rigen la actuación de su personal administrativo son la actitud, amabilidad, calidad, combate a la corrupción, compromiso, dignidad, equidad, honestidad, integridad, justicia, pluralismo, prudencia, respeto, solidaridad, tolerancia, objetividad, imparcialidad y quedan estrictamente prohibidas, el acoso sexual, abuso de autoridad, discriminación, nepotismo e impunidad.

Ello, con el compromiso “de formar mejores profesionistas con sólidos valores y reconocemos que debemos comenzar por convertirnos en mejores personas”, dijo Darling Judith López Bojórguez, Jefa de Oficina de Tutorías y Asesorías de la UPVE.

En ese sentido, el trabajo pacífico ayudará a garantizar un ambiente escolar que se apegue a las políticas de igualdad laboral y no discriminación, añadió.

Desde la visión de la Universidad Tecnológica de Gutiérrez Zamora, la aplicación de la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 refuerza la Política de Igualdad Laboral y No Discriminación y de esa forma se prohibe todo tipo de maltrato y la conducción con equidad y respeto.

Un común denominador de las universidades que adoptaron la norma fue que todas se conducen con transparencia en sus políticas, lo que les brinda garantía y credibilidad educativa; además, garantizan equidad dentro de los que conforman la comunidad universitaria y ofrecen un entorno “seguro” para la diversidad y el desempeño tanto de los trabajadores como los estudiantes.

 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores