Una segunda ola de casos de coronavirus preocupa en Asia

El aumento de nuevos casos importados obliga a algunos países asiáticos a volver a endurecer las restricciones que habían dejado de lado.

  • Mientras en Wuhan festejan haber controlado el coronavirus en otras regiones de Asia monitorean nuevos casos importados

  • Otros países de la región endurecen las restricciones para impedir una nueva ola

  • Ya son 220 mil los contagiados y casi 9 mil los muertos por el covid-19

El coronavirus sigue avanzando sin freno en el mundo. Los últimos datos hablan de 220 mil infectados y casi 9 mil fallecidos por efecto de una pandemia que sorprendió al mundo y que seguramente va marcar a una generación entera.

Mientras en Europa el virus parece que aún no ha llegado a su pico de evolución, lo mismo que en los Estados Unidos, en Asia, y particularmente en China, se entiende que está controlado.

Sin embargo, los gobiernos de esa región está en estado de alerta por el resurgimiento de nuevos focos que hacen temer por una renovada escalada de casos.

“Funcionarios de los gobiernos de Corea del Sur, Taiwán y en algunas provincias de China están tomando nuevas medidas por lo que consideran una segunda ola de infecciones después de varias semanas de declives”, publicó el Financial Times.

Los expertos dicen que el aumento repentino en casos pone al descubierto que el aislamiento social generalizado de los ciudadanos llevado adelante en China, como las múltiples pruebas públicas masivas (la estrategia de Corea) y las campañas de distanciamiento social tienen sus límites de efectividad.

Asimismo, los medios asiáticos destacan que muchos de esos nuevos focos se originan en personas que llegan desde otros países. El número de las llamadas “infecciones importadas aumentó considerablemente” a medida que las personas huyen del brote de coronavirus en Europa.

Ben Cowling, profesor de epidemiología en la Universidad de Hong Kong, le dijo al FT que “por ahora tenemos un éxito temporal, pero no es algo permanente” y agregó que será “un desafío contener esta nueva ola de infecciones importadas desde Europa”, pero que luego esos casos podrían llegar “de otras partes del mundo”.

China viene liberando lentamente las restricciones después de varias semanas de bloqueo en todo el país, sin embargo, la cantidad de casos de coronavirus importados aumentó en los últimos días, según las estadísticas del gobierno del gigante asiático.

De acuerdo con datos de la Administración Nacional de Inmigración china, unas 120 mil personas al día ingresaron a China desde países extranjeros desde que la Organización Mundial de la Salud calificó el virus como una pandemia el pasado 11 de marzo.

Es por eso que al menos 10 provincias chinas, independientemente de su condición de salud y de su historial de viaje, está poniendo en cuarentena durante 14 días a los viajeros.

También aparecieron nuevos casos importados en Corea del Sur, el segundo país de Asia más afectado.

Taiwán cerró sus fronteras a prácticamente todos los extranjeros e intensificó las medidas de cuarentena entre sus propios ciudadanos. La tasa de crecimiento de nuevos casos en Taiwán era una de las más bajas de la región, pero en las últimas dos semanas comenzó a subir y temen que se descontrole, como pasó en China, Italia y España, y ahora en Alemania, Francia y los Estados Unidos.

En Hong Kong, el número de casos aumentó de 116 a 168 en cinco días y casi el 90 por ciento de esos nuevos pacientes habían viajado al exterior.

En Singapur, país que fue elogiado por su rápida acción para controlar el número de casos, vio crecer en los últimos días la cantidad de contagios casi un 90 por ciento, hasta 313.

Lee Hsien Loong, primer ministro de Singapur, dijo: “Esperamos más casos importados y, por lo tanto, nuevos grupos y nuevas oleadas de infección, esta vez provenientes de muchos países en lugar de sólo uno o dos”.

Sigue a @PabloPetovel

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299