Una pared de basura plástica no deja entrar a las playas más famosas

Un street marketing de Corona en distintas playas famosas del mundo busca concientizar sobre el grave problema medioambiental que afecta a los océanos.

Las intervenciones en la vía pública deben ser impactantes para generar interés en las audiencias. Si a esto se le suma conciencia ambiental son, por supuesto, doblemente efectivas.

Algo de esto hay en esta acción de mercadotecnia que lleva adelante la marca de cerveza Corona, que  construyó un enorme muro de basura de plástico en la playa más famosa de Brasil: Ipanema, en Río de Janeiro.

La acción de street marketing busca advertir sobre la contaminación plástica de los océanos.

La pared de Corona, literalmente, bloquea la entrada a la playa y muestra de manera muy gráfica el volumen de basura que se acumula en las costas por los desechos que arrojan los humanos.

El muro, de 15 metros de largo y dos metros de altura, bloqueó la entrada a la playa de Río de Janeiro y de otras playas importantes del mundo en Australia, Colombia, República Dominicana y Perú.

El letrero, en el caso de Ipanema escrito en portugués, dice: “Un día, la basura que queda en la playa evitará que ingreses”.

Lo más increíble es que, según dio a conocer la organización no gubernamental Parley for the Oceans, con quien Corona se alió para la acción de BTL, el muro fue construido con la basura recolectada en la playa durante sólo tres días, publicó Campaignlive.

No es la primera vez que la marca realiza este tipo de intervenciones, en 2018, con la misma ONG, hicieron una escultura plástica que representaba una “ola de desechos” hecha de basura. Apareció como parte de una instalación en Old Street, Londres.

Siempre con Parley for the Oceans, la cervecera anunció el año pasado el lanzamiento de un programa piloto de su empaque de anillos de six pack libres de plástico.

Hay una explicación

Todos estos movimientos tienen una explicación elemental: el interés creciente de los consumidores por el medioambiente.

Un estudio de Nielsen reveló que el 66 por ciento de los consumidores está dispuesto a pagar más por un producto si es sostenible.

Una experiencia interesante en este sentido es lo que hizo la marca danesa Carlsberg con la creación de su “snap pack”. ¿En qué consiste? Las latas estarán unidas con pegamento.

Imagen: Carlsberg

Otras compañías toman decisiones para eliminar el plástico.

Starbucks, Disney y McDonald’s, por ejemplo, han hecho distintos anuncios relacionados con la idea de reducir o deshacerse de este tipo de material en sus puntos de venta.

Adidas dijo en 2018 que está trabajando para que en 2024 todos sus productos estén elaborados con materiales reciclados.