Ver a Disney que lanza a la venta cubrebocas con las princesas Disney y recordar que no pagó a sus empleados sus sueldos mientras estuvieron cerrados sus parques y estudios, revelan el sentido de las empresas con las que convivimos diariamente.

New Balance hizo una importante donación de cubrebocas que hizo con restos de sus materiales de calzado como agujetas, para apoyar al personal médico que batalla el COVID-19, les regaló tenis, pero ahora está vendiendo cubrebocas por 25 dólares.

Disney, la NBA y marcas de lujo han creado una categoría de merchandising especializado en el COVID-19 y en la necesidad de contener su contagio.

El lucrar en categorías en las que jamás habían experimentado productos, parece ser la nueva norma de algunas marcas solo que se trata de una tendencia temporal, porque empresas especializadas en productos de higiene, ya han hecho pronósticos a los que debemos de estar atentos.

Narrar datos, aprender o morir en el intento

Una nueva categoría: merchandising COVID-19

El merchandising COVID-19 es una categoría de productos que se están pensando en función de la pandemia de COVID-19 y los nuevos hábitos que ha obligado a seguir, como el uso de cubrebocas, que se ha convertido en un producto ampliamente explotada por las marcas.

El merchandising de este tipo ha llevado a marcas como Disney a explotar con una serie de productos con su imagen, la demanda que cubrebocas que parece tener el consumidor, sin embargo, no se trata de que la NBA lance al mercado cubrebocas con los logos de sus equipos, las marcas parecen haber agotado sus buenas intenciones reconvirtiendo sus negocios para atender la demanda de equipo médico al que obligó la pandemia y decidieron apostar por el negocio fácil, que es la idea de vender cubrebocas o desinfectantes de alto costo, aprovechando la necesidad que hay en el mercado.

null

null

Marcas adaptándose a la nueva normalidad

La adaptación a la nueva normalidad está llevando a las marcas a efectuar medidas en la gestión de su talento y en la comercialización de sus productos. El error que muchas de ellas cometen es que no parten de necesidades, sino de lo que creen es acertado vender.

La necesidad del consumidor no es la de usar cubrebocas con el logo de la NBA o con princesas de Disney, la necesidad real es la de mantener el distanciamiento social y muy pocas marcas apuestan por lograr este distanciamiento. Lo que es importante de ver es que sigue habiendo una apuesta por rescatar los esquemas tradicionales como el mantener operativos los puntos de venta físicos, cuando estos terminaron por convertirse en centros operativos de la estrategia omnicanal de las marcas y hacia allá se estaba diseñando una nueva forma de vender solo que el se ha decidido seguir apostando por lo tradicional.

Entender al consumidor

Entender al consumidor a partir de sus nuevos hábitos parece una labor de tiempo completo, sin embargo, una advertencia del CEO de Colgate-Palmolive desestima lo anterior y deja una importante advertencia a las marcas.

Noel Wallace, CEO y presidente de Colgate-Palmolive, ha reconocido que los hábitos de limpieza del consumidor no durarán para siempre.

Esta temporalidad de los hábitos del consumidor hacen pensar en la temporalidad que tendrán ciertas categorías que están siendo explotadas por las marcas, como la de merchandising COVID-19, lo que debe poner a pensar en cuál es el sentido de explotar comercialmente esta categoría y cuál es la coherencia con la filosofía de la marca en hacerlo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299