• Condé Nast México distribuiría física y gratuitamente las ediciones de abril de Vogue, GQ y AD

  • Asimismo, el grupo editorial prometió generar más contenidos relacionados con la crisis de COVID-19

  • Entre ellos, dinámicas de entretenimiento para ayudar a su audiencia a sobrevivir el hastío de la cuarentena

ACTUALIZACIÓN: Se cambian algunos detalles del artículo (incluidos subtítulos, títulos y frases en el texto) para evitar sugerir que la intención expresa de Condé Nast es hacer marketing

Siendo que no hay nada más de lo que hable la gente fuera de la pandemia de COVID-19, un buen número de marcas han creado proyectos de marketing alrededor de esta crisis de salud. Claro, no todas las iniciativas lucen igual. Mientras que muy pocas compañías se han atrevido a usar la pandemia para mandar mensajes claramente comerciales, muchas sí están aprovechando la enfermedad para branding. Otras iniciativas parecen mezclar discreción con ambición.

Condé Nast México y Latinoamérica, a través de un comunicado, compartió su iniciativa para ayudar a aliviar la situación de la COVID-19 en la región. Esta campaña llevará el nombre de #YoMeQuedoEnCasa y, como su nombre lo indica, pretende convencer al público de ceñirse a las medidas de sana distancia. Para lograr su meta, tomará algunas ambiciosas medidas internas, externas y de distribución.

De inicio, mandará a todos los empleados de su compañía a trabajar desde casa para evitar contagios por COVID-19. Asimismo, se planea dar acceso digital a todos los contenidos y las revistas del grupo a cualquier lector. En el transcurso de la semana, en decenas de centros de distribución de la Ciudad de México (CDMX), se repartirán gratuitamente ediciones impresas de sus marcas. Asimismo, realizarán dinámicas y contenidos temáticos en redes y newsletters.

Apoyo a COVID-19 (y posible estrategia de marketing)

Tal y como ya se dijo, son varias las marcas que se han colgado de la pandemia para producir campañas o iniciativas comerciales. Por ejemplo, Visa acaba de reciclar una activación que iba a sacar en los Juegos Olímpicos para fomentar el buen lavado de manos. Figuras como Luis Miguel tienen contenidos sobre la COVID-19 para llamar la atención del público. Y agentes como Uber, al ayudar a socios y negocios, han mejorado la imagen de sus organizaciones.


Notas relacionadas


Las acciones de Condé Nast México parecen muy similares a lo que otras plataformas de contenido, desde servicios de streaming hasta páginas porno y otros medios, han hecho antes. Es decir, una técnica de marketing enfocada en dar a conocer los productos de la compañía. Como la gente se halla encerrada, ansiando entretenimiento y con su atención centrada en la pandemia de COVID-19, es la mejor forma de promoción.

El problema de esta estrategia es que muchos agentes productores de contenido la están empleando. Tal vez ahora, en los primeros días de la cuarentena, el público aún esté en busca de entretenimiento y materiales nuevos. Pero si la emergencia por la COVID-19 se prolonga, no sería raro encontrar un punto de saturación. Tal vez el haber implementado la técnica en esta primera etapa podría jugar a su favor. Sin embargo, no es ni de lejos un recurso original.

Una difícil posición para los distribuidores de contenido

Si bien podría parecer que la crisis de la COVID-19 está jugando a favor de las empresas que se dedican a la distribución y producción de materiales, no se trata de una regla precisa. Por ejemplo, tanto Facebook como Twitter están disfrutando un mayor número usuarios, pero sus ingresos por publicidad se han desplomado. Por otro lado, empresas desde YouTube y Prime Video hasta la misma Netflix tuvieron que reducir la calidad de streaming para proteger la red.

También los medios están viviendo momentos difíciles ante la crisis de COVID-19. De acuerdo con CNN, muchos periodistas están ocupados con la narrativa engañosa que algunos agentes políticos quieren establecer sobre su respuesta ante la pandemia. De acuerdo con la UNESCO, en especial en países emergentes, el trabajo remoto está probando ser todo en desafío. Y en datos de WNIP, así como otros agentes en marketing, reciben menos ingresos por publicidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299