• Burger King lanzó el martes su campaña Cows Menu

  • Su objetivo es promocionar su Whopper preparada con carde de ganado que produce 33 por ciento menos de emisiones de metano

  • Pero, para el senador Ted Cruz no es más que “una campaña sobre pedorrear vacas”

Que la política critique o audite a las marcas no es novedad, basta con recordar lo sucedido con Facebook por el caso de Cambridge Analytica, pero no es tan común que este tipo de juicios se externen a través de las redes sociales, como lo acabamos de ver con el senador estadounidense Ted Cruz y Burger King.

Lo anterior debido a que el senador republicano por el estado de Texas publicó en Twitter un mensaje que parecía una crítica a la campaña de la cadena de hamburguesas para promocionar su Whopper más sostenible y comunicar su compromiso con el medio ambiente.

Relaciones Públicas directas y sin cortesías políticas

En concreto, Ted Cruz escribió en la red social ‘humanity is doomed’ (o la humanidad está condenada) con el reposteo del anuncio Cows Menu, una frase que, aunque no fue explicita, fue más que evidente que la campaña de Burger King no es del agrado del político.

De hecho, lo dejaron muy en claro en una declaración posterior emitida por parte de un vocero del senador republicano citada por Business Insider en la que señala que el mensaje estaba “bastante claro”.

“(…) creo que está bastante claro lo que quiso decir. (…) Burger King está tan desesperado por complacer a la izquierda despierta que está lanzando una campaña sobre pedorrear vacas”, afirmó el portavoz.

Al respecto, la marca no demoró en responder señalando que no se trata resolver un problema con una sola acción, pero sí de contribuir a que se produzca un cambio sustancial.

“No es realmente ciencia de cohetes. (…) Agregar 100 gramos de hierba de limón… puede tener un impacto significativo en términos de emisiones de efecto invernadero, que es probablemente la mayor contribución negativa que tiene esta industria”, declaró a BI el CMO global de Burger King, Fernando Machado.

La campaña que molestó al político

El martes Burger King lanzó la campaña Cows Menu, un trabajo creativo que tiene como finalidad comunicar dos aspectos de la marca con relación a su compromiso con el medio ambiente; por un lado, la promoción de su Whopper sostenible y, por el otro, que para lograr esto cambiaron la dieta del ganado con que se produce la carne de sus hamburguesas, una que hierba de limón que, como principal beneficio, se destaca que las vacas producen 33 por ciento menos de emisiones de metano.

Se trata de un proyecto desarrollado por la agencia We Believers y cuyo principal producto es un anuncio dirigido por Michel Gondry que, muy al estilo onírico del director, se apoya en la música y el humor para construir una historia que tiene como objetivo el comunicar el compromiso de sostenibilidad de la compañía.

Al presentar la campaña, el CMO global de Burger King había dicho que: “Esta iniciativa es parte de nuestro plan Restaurant Brands for Good. (…) Estamos haciendo pública nuestra fórmula, los detalles y resultados. Este es un enfoque de código abierto para un problema real”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299