Un problema, dos soluciones distintas: el caso de las cerveceras Kirin y Asahi

La cervecera japonesa Kirin compra una participación del 30% en la firma de cosméticos Fancl por US$ 1.200 millones. Va a contramano de su principal competidora, Asahi, que no para de sumar marcas de cerveza a su portfolio.

Bigstock
  • Con el mercado de cerveza en baja en Japón, las dos más grandes marcas toman estrategias diferentes.

  • Kirin se diversifica y adquiere una marca de cosméticos y alimentos saludables.

  • Asahi no abandona la cerveza, pero apunta a otros mercados. 

La cervecera japonesa Kirin Holdings compra una participación del 30,3% en la compañía de cosméticos Fancl Corp. El acuerdo se hará por 129 mil millones de yenes, unos US$ 1.200 millones.

El objetivo, según Reuters, es reducir su exposición al mercado de la cerveza en tierras niponas, donde el consumo está en disminución.

Es una estrategia de mercadotecnia opuesta a la que sigue Asahi, otra marca japonesa, que para contrarrestar el mismo problema compra marcas extranjeras para hacerse fuerte en otros mercados.

La idea de Kirin, segunda mayor productora de cerveza de Japón después de Asahi, es deshacerse de los activos de bajo rendimiento y expandirse en el sector de cosméticos y de alimentos y bebidas saludables.

Bigstock

La inversión de Kirin en Fancl, conocida por sus cosméticos y por sus suplementos dietarios sin conservantes, apunta a ayudar a la también compañía nipona a acelerar el desarrollo de nuevos productos.

Asahi salió de compras

En julio, Asahi anunció la compra de las operaciones del gigante AB InBev en Australia. El acuerdo fue por un valor de US$ 11.300 millones. La compañía, Carlton & United Breweries (CUB), posee marcas como Foster’s y Victoria Bitter. El comunicado de Carlton.

La mayor cervecea japonesa ya ha invertido poco más de US$ 10.000 millones en otras marcas de cerveza como Pilsner Urquell, Peroni y Grolsch.

La compra le permite a Asahi el derecho a vender en Australia las marcas globales de AB InBev, como Budweiser o Corona.

Asahi siempre participa de grandes negocios. Hace dos años, adquirió al grupo SAB Miller la marca de cerveza checa Pilsner Urquell y otras cinco centroeuropeas en una operación superior a los US$ 8.000 millones.