En la última década, particularmente, en los últimos cinco años, el mercado de telefonía móvil ha manifestado una evolución muy importante, marcada por la suma de más competidores, un cambio en el tipo de smartphone que requiere el usuario y las necesidades del consumidor.

Ante un panorama como este, vale la pena hacer una revisión sobre cuáles han sido los factores que han intervenido en este proceso.

Sobre todo si se considera que actualmente hay en México más de 117 millones de líneas de telefonía móvil, de las cuales el 83 por ciento es bajo una modalidad de prepago, y un 17 por ciento de postpago, de acuerdo con datos al tercer trimestre de 2018 del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

LOS PAQUETES DATOS SON LA CLAVE

Hablamos de una industria que representa ingresos por más de 71 mil 230 millones de pesos -al segundo trimestre de 2018-, de acuerdo con datos proyectados en Statista, lo cual significa que es u mercado que atrae a un gran número de competidores que buscan ganar la preferencia de esos millones de consumidores.

Sin duda, esto es importante considerando la transformación que ha vivido la industria en los últimos cinco años. Así lo comenta Gonzalo Rojon, director de análisis de The CIU quien señala que “desde entonces comenzaron a cambiar muchas condiciones y lo hicieron de manera escalonada”.

“Teníamos unas telecomunicaciones sumamente caras, y con una muy pobre oferta de minutos, en cuanto a Megabytes y a mensajes. Después de la reforma las empresas comenzaron a ofrecer muchas cosas más, a un precio mucho más barato, con una oferta al interior de los paquetes sumamente basta”, acotó.

Gerardo Escobar, Director de Mercadotecnia para Virgin Mobile México.

Una visión que comparte Gerardo Escobar, Director de Mercadotecnia para Virgin Mobile México, quien señala que tras darse este cambio “comenzaron a presentarse diversos fenómenos, como la posibilidad de explorar todo el ecosistema móvil en su totalidad”.

De acuerdo con los especialistas, esto abrió un panorama distinto para el consumidor. “Antes no podíamos pensar en la parte del streaming en los planes de prepago y postpago, el usuario dudaba en utilizar sus megas para escuchar una canción, ver una película o una serie en streaming, o utilizar los mapas, hoy ha cambiado”, puntualiza Rojon.

JUGADORES Y OPORTUNIDADES

Sin duda, los cambios y la apertura que el sector presenta ha derivado en dos efectos muy concretos. Uno, que la competencia ha crecido tomado de la penetración de la telefonía móvil que actualmente es del 94 líneas por cada 100 habitantes, de acuerdo con el IFT. Y, dos, la baja de las tarifas aperturó una batalla por ofrecer las mejores condiciones o paquetes para los usuarios.

Esto por que con el boom de las redes 3G y hoy con el crecimiento de la red 4G, la mayoría de las líneas móviles en el país (67 por ciento / IFT) ya ofrecen vos, mensajes y datos con acceso a internet.

Así lo expone Gerardo Escobar, quien afirma que pasamos de la “fuerte dilución en los precios del mercado”, de cuando se pagaba alrededor de un peso por el minuto o por mega, a precios actuales de practicamente 16 centavos por la unidad, a una guerra que si bien no es de precios, sí es por el consumidor.

“Hoy en día existen llamadas ilimitadas, redes sociales ilimitadas, el único factor de juego de diferenciación es la cantidad de megas y la duración del tiempo de servicio que te da cada operador en la recarga”, acota.

El mapa no cambiará mucho

Es indudable que en la actualidad la telefonía móvil una se convirtió en un servicio casi básico para millones de personas que no pueden llevar su vida cotidiana sin este servicio, hoy ya no puedes vivir desconectado.

Pero con ello y por como se ha transformado el mercado, el consumidor está siendo cada vez menos fiel, lo que planea a las marcas y proveedoras de servicio el reto de conquistarlo.

“Esto es una buena noticia porque genera un círculo virtuoso, mientras el usuario tenga más datos qué utilizar (en apps como Uber, Spotify o Netflux), va a requerir más el servicio y de un dispositivo que tenga las capacidades”, señala Gonzalo Rojon. Por su parte, Escobar resalta que hoy las marcas están obligadas a acercarse “más al consumidor, poder entender qué quiere y ofrecerle cosas que generan valor para él que estar en una u otra compañía”.

Sin duda, esto demuestra hoy más que crecer en número de nuevas líneas, la situación pasa más por el ganar o conquistar a los usuarios que ya existes es ahí donde el valor y propuesta de la marca ganará mayor protagonismo y lo que permitirá a las firmas crecer en esta industria.