x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Uber y Didi no aumentarán sus tarifas por nuevo impuesto: ¿Un error?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Uber y Didi anunciaron que frente al nuevo impuesto digital que comienza a operar el siguiente mes, no incrementarán sus tarifas.

Durante la tarde de ayer, las redes sociales se convirtieron en el epicentro de miles de quejas emitidas por los usuarios relacionadas con el impuesto digital que afectaría los precios de diversas plataformas como Netflix, Amazon y Mercado Libre. Ante lo sucedido, Uber y Didi han emitido sus posturas.

Este jueves, algunas empresas comenzaron a notificar a sus usuarios sobre el incremento de sus tarifas, situación que se tradujo en una serie de quejas hacia el gobierno desde redes sociales.

El hecho posición a la etiqueta “16% de IVA” en las primeras posiciones dentro de las tendencias en Twitter con más de 3 mil 387 mensajes que han sido publicados por los usuarios en donde se quejan de esta situación.

A esta etiqueta se suman otras como “PlayStation” con 158 mil tweets y “Plan Premium” que se ubica en la quinta posición de los temas más comentados.

Uber y Didi sin alzas

Lejos de seguir esta tendencia, las plataformas de transporte Uber y DiDi indicaron que, aunque este impuesto los incluye, desecharán la posibilidad de trasladar a sus tarifas el impuesto de IVA que se impondrá por disposición del gobierno.

Tal y como lo indica el diario Reforma, DiDi indicó que está analizando todas las disposición relacionadas con el IVA para encontrar un camino para cumplir con esta nueva disposición sin que el usuario se vea afectado.

Por su parte Uber indicó que a pesar de este nuevo gravamen, los precios en sus viajes no se incrementaran para el usuario final.

La empresa aseguró que el cálculo, la retención y el pago del importe IVA que deben realizar todos los conductores y repartidores registrados en la plataforma, lo harán directamente al Servicio de Administración Tributaria (SAT), sin que la empresa reciba alguna ganancia económica por ello.

De acuerdo con el diario, los socios y operadores de las unidades registradas en el servicio estarán sujetos al pago de impuesto al IVA sobre la tasa de servicio, con un valor variable desde 0.16 por ciento y hasta 6.8 por ciento de la tarifa por cada viaje realizado con Uber.

¿Una buena idea?

Canalizar el nuevo impuesto a los conductores es un arma de doble filo. Por un lado, permitiría a la empresa mantener sus precios ante el consumidor final y liberarse de un cargo más al subsidio que otorga en cada uno sus viajes, aspecto que en ocasiones pasadas ya ha sido cuestionado.

Los subsidios de cada viaje lo que le permite tener una base grande de clientes, que aunque crece en volumen, no necesariamente representa valor para la firma.

A principios de 2018, se estimaba que un viaje en Uber de 10 dólares en realidad le costaba a la compañía 25 dólares, lo que al eliminar conductores y su aportación para mantener a flote los ingresos de la empresa, llevaría a los clientes a multiplicar una tarifa promedio por 250 por ciento, a decir de un análisis publicado por The Drum.

Es justamente este subsidio el que le ha permitido crecer y ser competitivo en muchos mercados; no obstante, si la empresa quiere sobrevivir deberá de cuando menos reducir los montos que absorbe en cada viaje.

En este sentido, para comenzar a generar ganancias, Uber tendría que incrementar sus precios, lo que por definición reduciría la amplia base de clientes que ahora posee.

En el caso del mercado mexicano, dirigir el nuevo IVA a los conductores y socios podría contribuir a reducir este subsidio; sin embargo, podría dañar la relación con sus colaboradores, lo que haría aún más evidente la carente gestión de recursos humanos que la firma ha padecido en años anteriores, en donde una vez más el negocio está en riesgo.

Estos colaboradores no han sido reconocidos por Uber como empleados formales; las prestaciones, la protección y la seguridad para el conductor no están garantizadas por la compañía.

La negativa de Uber por asumir sus responsabilidades como empresa empleadora, tan sólo en abril de 2018, le reportaron gastos por 84 millones de dólares en la resolución de demandas a 385 mil demandantes que presentaron denuncias para ser reconocidos como empleados durante 2013.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados