CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Uber Eats lanza nuevas funciones que restan peso (y participación) a sus repartidores 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Uber Eats anuncio nuevas funciones en sus servicio que buscan hacer del servicio algo más flexible y fácil de usar para el consumidor final.

Las aplicaciones de delivery food han crecido de manera importante durante los últimos meses y de acuerdo con algunos especialistas, la inclinación de los consumidores por aplicaciones como Uber Eats, Rappi o Didi Food se mantendrá cuando menos en el mediano plazo.

Lo cierto es que en medio de este crecimiento, este tipo de servicios tendrán que dar solución a muchos aspectos derivados de la alta demanda así como de las viejas tensiones que mantienen con sus repartidores. Al final lo que está en jugo es el servicio que recibe el cliente final.

Las cifras

Para entender el asunto, es importante reconocer algunos números de uso así como algunas cifras que hacen evidentes las áreas de oportunidad que este tipo de servicios deben solucionar a la brevedad.

En 2021, se prevé que los pedidos por internet de comida a domicilio, ya sean hechos directamente a los restaurantes o por medio de plataformas de entrega asociadas, generen unos ingresos de más de 3 mil 800 millones de dólares estadounidenses en Brasil. En México, se espera que la facturación en pedidos de comida online supere este año los 2 mil millones de dólares, mientras que en Argentina esta cifra alcanzaría unos 891 millones, según estimaciones de Statista Digital Market Outlook.

Lo cierto es que para empresas como Rappi, Uber Eats o Didi Food este crecimiento en la demanda de sus servicios supondrá un necesario reajuste en sus operaciones, con el fin de minimizar las quejas de los clientes que aumentarán de manera proporcional.

En meses pasados se demostró. Ante consumidores cada vez más ágiles en estas plataformas y con exigencias cada vez más puntuales, las quejas comenzaron a ser tan frecuentes como los pedidos.

A decir de las conclusiones de un estudio firmado por Quantico, la saturación del delivery generó un incremento en promedio del 10 por ciento de conversaciones negativas que se tradujeron en una sensación de insatisfacción por parte del cliente.

La intensidad de la demanda de pedidos a domicilio desestabilizó las estructuras de logística de entrega y con ello las experiencias negativas fueron la constante.

En medio de este panorama, en masa de un mercado, aplicaciones como Uber Eats se han enfrentado al descontento de los repartidores, mismos que buscan ser considerados como empleados y tener mayores beneficios.

Nuevas funciones

La confrontaciones no resueltas entre ambas partes se han traducido en muchas ocasiones en una mala experiencia para el cliente, situación en medio de la cual cobran relevancia las últimas modificaciones realizadas por Uber Eats, en donde llama la atención una que podría restar importancia y peso en el negocio a los repartidores de la aplicación.

Este miércoles, Uber Eats anuncio nuevas funciones en sus servicio que buscan hacer del servicio algo más flexible y fácil de usar para el consumidor final. Entre las novedades destacan las siguientes: 

  • Carritos más flexibles: Los usuarios podrán añadir compras a diversos carritos de compra y guardar los pedidos. Esto será válido tanto para las compras al supermercado, restaurantes o tiendas especializadas, tras la integración de Cornershop by Uber.
  • Ofertas y descuentos: Se lanzará un portal en el que se incluirán as mejores promociones para los usuarios dentro de la app, así como todos los descuentos con los que cuentan, para que puedan ser consultados con mayor facilidad.
  • Nuevas opciones para agendar pedidos: Los usuarios pueden elegir el día y horario más convenientes, tanto para recoger su pedido como para recibirlo en su domicilio.
  • “Para Llevar” en el camino: Los usuarios que tomen un viaje con la app de Uber, podrían realizar un pedido a la mitad del camino y recogerlo sin tener que suspender el viaje de Uber. El socio conductor será notificado sobre la actualización del trayecto para llevar al cliente a recoger su pedido.

¿Sin repartidores?

Esta última opción llama la atención si consideramos que elimina la figura del repartidor, jugador que aunque es crucial para el funcionamiento de Uber Eats, también ha generado especiales dolores de cabeza a la reputación de la marca en más de un sentido.

Adicional, recodemos que en distintos mercados ya se trabajan en regulaciones que obliguen a marcas como Uber Eats a reconocer a sus repartidores, lo que es probable que para la marca sea un golpe a su negocio.

Por ejemplo, en España, mercado en el que también se activo esta función, están a días de que entre en vigor la llamada “Leyt Rider” la cual obliga a las plataformas del sector a cuando menos cumplir dos obligaciones: contratar a todos los riders, dejando así atrás su papel de falsos autónomos, y entregar a los sindicatos el algoritmo que regula la gestión de trabajo dentro de la plataforma.

La función recién anunciada por Uber puede ser un movimiento para que su servicio de entrega de alimentos no dependa al cien por ciento de los repartidores, jugadores que exigen lo mismo que los socios conductores: ser vistos como empleados.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados