La pandemia no dejó un buen sabor de boca a Uber, empresa que cuando menos en su negocio principal se vio obligada a cerrar algunas oficinas alrededor del mundo ante las pérdidas registradas.

En su informe financiero del primer trimestre Uber reportó ingresos por 3 mil 543 millones de dólares entre enero y marzo de 2020, lo que superó las expectativas de los especialistas.

Aunque la cifra no es mala, la realidad es que la empresa también registró una pérdida de 2 mil 940 millones de dólares, rubro que había logrado contener en sus pasados informes

La marca reconoció que los viajes decrecieron un 3 por ciento afectados por las condiciones planteadas por el coronavirus. Pero destacó el comportamiento de Uber Eats, que creció 54 por ciento.

En busca de dominar el food delivery

Ante estas cifras Uber sabe que su negocio de pedidos y entrega a domicilio podría ser su salvavidas.

La tecnológica de San Francisco había hecho un esfuerzo para lograr un acuerdo y adquirir a GrubHub, sin embargo, las críticas por parte del ámbito político en Estados Unidos y a la intervención de Just Eat Takeaway, este negocio no se pudo concretar.

No obstante, ahora diversos reportes apuntan que Uber habría comprado a su rival Postmates por una suma cercana a los 2 mil 650 millones, en un acuerdo estructurado al 100 por ciento de las acciones que le darán mayor presencia en el negocio de entrega de alimentos a domicilio.

Este movimiento llega en un momento en el que este tipo de plataformas son esenciales y especialmente buscada por el consumidor ante las medidas de distancia social y confinamiento que llegaron con la emergencia sanitaria.

De esta manera, Uber estaría ofreciendo una prima del 10n por ciento sobre la última valoración de Postmates que se tasó en 2 mil 400 millones de dólares.

Uber calcula que para financiar la compra de su rival, emitirá cerca de 84 millones de acciones ordinarias.

Luz verde para la operación

Los consejos detrás de ambas empresas han aprobado la compra, situación que se replica entre los principales accionistas de las mismas quienes se han comprometido ha no poner trabas a la operación.

Es importante mencionar que Postametes tiene operaciones en 4 mil 200 ciudades en Estados Unidos, lo que le ha permitido concentrar una cuota de mercado en el terreno del reparto de comida a domicilio de 8 por ciento, en donde la firma DoorDash a la cabeza con el 44% del mercado, según la consultora Second Measure.

La compra es lógica si consideramos que para las marcas que se desarrollan en dicho terreno, el reto no es menor si consideramos la cantidad de competidores que existe en el mercado, el volumen de usuarios que demandan estos servicios así como el negocio que está inmerso en esta nueva forma de comercialización.

Según un informe publicado por la firma de análisis Allie Market Research el mercado global de las apps de comida a domicilio alcanzó un valor de 3 mil 790 millones de dólares durante 2017 y se espera que para 2023 esta cifra alcance los 16 mil 600 millones de dólares, con un crecimiento anual del 27.9 por ciento.

En el mercado mexicano las cifras son contundentes. Se calcula que cada mes los consumidores mexicanos gastan 700 pesos en servicios como Uber Eats.

De manera puntal, cifras entregadas por Statista indican que cada año los mexicanos gastan 74 dólares en pedidos de comida a domicilio en restaurantes y 54.4 dólares en aplicaciones de entrega a domicilio, lo que genera un valor de mercado de mil 657 millones de dólares anuales, entre ambos tipos de servicios.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299