Twitter no quiere morir pero le copia a Snapchat

Para Twitter las cosas no logran componerse, desde hace ya casi un año no puede incrementar su base de usuarios que actualmente está estancada en 310 millones, según datos de Statista, por lo que busca diferentes estrategias para no morir frente a otras redes que sí mantienen su crecimiento como Snapchat e Instagram.

Precisamente, ahora la red de microblogging anunció una nueva función muy similar a algunas que ofrece la red del fantasma; permitirá agregar stickers a los videos y fotografías que compartan los usuarios.

Según información de la compañía dirigida por Jack Dorsey, la nueva función de agregar emojis llegará a usuarios de iOS y Android, y se podrán buscar todas las que se hayan agregado en la red a través del hashtag #Stickers. Sin embargo, no se especificó a partir de cuándo estará disponible.

La intención es sumar nuevos usuarios, sin embargo, el cambio puede suponer la pérdida de identidad de Twitter. Si bien el cambio está encaminado a ofrecer una mejor experiencia de usuario, el agregar funciones que ya existen en otras redes sociales no la hará destacar o diferenciarse de la competencia.

El copiar u ofrecer funciones similares entre redes sociales parece ser una tendencia que gana presencia en los últimos meses. Snapchat fue la primera en permitir el uso de stickers en fotos y videos, algo similar que puso en funcionamiento Facebook Messenger recientemente. El “plus” o valor agregado de Twitter es que estos gráficos funcionarán por sí mismos como un hashtag para hacer clusters de búsqueda.

Pero no es la única función “similar” entre redes sociales, YouTube acaba de anunciar una nueva función para hacer live streaming a través de dispositivos móviles, algo que ofrece Periscope (de Twitter) desde hace más de un año y Live de Facebook. Por su parte, Facebook Messenger ahora ofrece a los usuarios filtros, contenido efímero, mensajes que se autodestruyen y códigos, similar a Snapchat.

Twitter busca a través de diversas formas recuperar la línea de crecimiento y no morir en el intento. Para ello en los últimos meses ha anunciado una serie de cambios, que van de dejar de penalizar en caracteres los enlaces, fotos y etiquetas, también busca amplias el límite de segundos en los videos, el carrusel de imágenes, además los cambios en su timeline y permitir a los anunciantes sementar audiencias. Sus intentos llegan a invertir en el servicio de streaming de música, SoundCloud.