Si bien sus números de crecimiento parecen lentos, Twitter se mantiene como una de las redes sociales más utilizadas alrededor del mundo tanto por los usuarios de internet como por las marcas.

Cifras entregadas por la propia compañía indican que, hasta el cierre del año pasado, la red social contaba con 400 millones de usuarios, quienes a decir de una infografía firmada por Lori Lewis, publican 481 mil tweets cada minuto.

Así hablamos de una plataforma que defiende su vigencia, camino que la lleva a innovar para mantener la preferencia de las audiencias así como intentar atraer a nuevos mercados.

Innovaciones en puerta

De esta manera, un reciente reporte publicado en TechCrunch confirma que se gestan cambios e innovaciones interesantes en Twitter. Según la publicación, esta plataforma lanzará durante las siguientes semanas una aplicación a la que sólo podrán acceder algunos usuarios desde la cual se podrán probar nuevas funciones para el servicio entre las que destacan la integración de estados al puro estilo de Facebook.

Así, los usuarios podrán indicar un estado para cada situación o momento. Con esto, será posible indicar el lugar o estado de animo que se vive al momento de publicar un tweet. Los suscriptores de Twitter podrían acompaña sus mensajes con frases como “en el cine”, “me siento animado” o “en el trabajo”.

Por otro lado, se espera que comience a funcionar un esquema de clasificación de tweets con base en un código de color. Se trata de un formato de colores para las respuestas a cada tweet que tienen como objetivo facilitar al usuario la tarea de identificar el mensaje oficial, las respuestas de las personas que sigue así como las de aquellas que no pertenecen a su comunidad.

A esto se sumará el orden asignado mediante algoritmos en las respuestas a cada tweet para ofrecer al lector aquellas que, por sus intereses, puedan tener mayor relevancia sin considerar el tiempo d publicación de las mismas.

Oportunidad para las marcas

Aún cuando Twitter ha confirmado que muchas de estas funciones podrían no llegar a ser parte de su servicio, lo cierto es que para las marcas, los posibles cambios traen consigo algunas oportunidades que vale la pena considerar:

Mejor segmentación del target

Si los usuarios pueden indicar el lugar o estado de ánimo que acompaña sus publicaciones, las marcas tendrán mayor información para hacer llegar, en tiempo real, información que pueda resultar relevante para un público mucho más específico.

Esta ventaja ganaría especial relevancia si consideramos que la entrega de contenidos en tiempo real juega un papel importante dentro de las conversaciones en Twitter.

Identificar influencers

Los códigos de colores así como la organización de respuestas en función de relevancia podrían facilitar a las marcas la tarea de encontrar personas influyentes en su círculo así como descubrir que aportes pueden realizar a favor de sus marca.