El liderazgo es clave para el éxito de una compañía por lo que elegir el perfil adecuado y compatible con el ADN de cada organización es fundamental. Seguramente Twitter tuvo en consideración estos factores al designar a Patrick Pichette, como el nuevo presidente de la junta de la compañía.

La firma con base en San Francisco, California hizo público el cambio por lo que el ex director financiero de Google asumirá el cargo con efecto inmediato para sustituir a Omid Kordestani, quien renunció el lunes.

Un ejecutivo con amplia experiencia

Pichette asume el cargo con conocimiento de Twitter pues desde 2017 se unió la junta directiva y desde entonces ha tenido un rol activo en el liderazgo de la compañía. Antes de llegar a la red social, se desempeñó como CFO de Google entre 2008 y 2015.

Dada la fortaleza y la profundidad del equipo de administración y la Junta de Twitter, creemos que ahora es el momento adecuado para evolucionar nuestra estructura de gobierno en línea con las mejores prácticas”, expresó el nuevo chairman de Twitter en un comunicado enviado a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC).

Asimismo se indicó que Kordestani seguirá siendo director no emplead de la compañía, por toque mantendrá influencia en la junta directiva.

Ha sido un gran placer trabajar junto al equipo de gestión de Twitter y ayudar a avanzar en su misión en los últimos cinco años. He visto de primera mano los cambios significativos que Twitter ha emprendido para fortalecer y estabilizar su estructura de liderazgo para lograr un crecimiento sostenible a largo plazo y me siento seguro de que ahora puedo dar un paso atrás de mi papel activo como presidente ejecutivo. Patrick ha sido una voz importante e independiente en la sala de juntas y es la persona adecuada para asumir este nuevo rol como presidente independiente. Espero continuar mi trabajo como miembro de la Junta”, expresó el ejecutivo.

Un juego de ajedrez

Tal parece que el nombramiento de Pichette es con una doble intención, por un lado se pretende fortalecer y estabilizar su estructura de liderazgo para lograr un crecimiento sostenible a largo plazo, estrategia que mantiene desde hace varios meses, de hecho a principios de este año dijo que nombraría a tres nuevos directores para su directorio y crearía un comité para revisar su liderazgo y gobernanza.

Por otra parte, es una pieza que jugará a favor del equilibrio que pretendía Elliott Management Corp. Pues forma parte del acuerdo establecido y la firma de capital privado Silver Lake para compensar el poder e influencia que ejerce Jack Dorsey, a quien, según diversos informes, buscaban derrocar como líder de Twitter.

Algunos datos sobre Twitter

De alguna manera esto podría ser beneficioso para Twitter, pues recordemos que parte del plan de Dorsey es, precisamente mantener el paso de crecimiento (lento pero seguro) que ha registrado en el último año y, si Pichette puede contribuir a ello, seguramente será bienvenido -nadie quede poner en riesgo su dinero-.

En su reporte financiero del primer trimestre presentado el mes pasado, indicó que mantiene un ritmo sostenido de crecimiento de usuarios; ejemplo de ello es que los usuarios activos diarios monetizables (mDAU, por sus siglas en inglés) crecieron un 24 por ciento desde diciembre, pasando de 152 a 166 millones.

Este comportamiento contribuyó a que obtuviera ingresos por 808 millones de dólares, si bien, estuvo por debajo de lo registrado en el último trimestre de 2019, cuando ascendieron a mil 010 millones, se rescata que mantuvo un crecimiento de 3 por ciento respecto al primer trimestre de 2019 (786.9 millones).

Aunado a ello, sobresale el hecho que, de sus ingresos, unos 221.1 millones fueron por concepto de ventas y marketing, superando lo registrado en el cuarto trimestre de 2019, cuando reportaron 205.7 millones. En cuanto a sus ingresos publicitarios, estos ascendieron a 682 millones, un crecimiento de 3 millones respecto al año previo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299