Para nadie es un secreto que plataformas como Twitter o Facebook se han convertido en aliados importantes para negocios locales que buscan ganar visibilidad para llegar a un mayor numero de consumidores potenciales y, de esta forma, aumentar sus posibilidades de rentabilidad.

Para darnos una idea, basta con retomar una encuesta realizada por Morning Consult, cuyos resultados indican que 1 de cada 3 pequeños empresarios en México construyó su negocio apoyado en Facebook.

En esta ecuación, Twitter no se queda atrás y ahora un negocio local de donas en Estados Unidos, logró beneficiarse del alcance que propone esta red social.

Ni una dona

Todo sucedió en Texas, localidad que hace unos días vio nacer el negocio local de venta de donas Billy’s Donuts, mismo que no comenzó su historia de la mejor manera.

El hijo del propietario identificado Billy By, publicó durante la tarde del sábado un mensaje mediante Twitter en el que exponía la tristeza de su padre por la poca afluencia de clientes que su nuevo negocio tenía. Estantes llenos de bizcochos, un estacionamiento vacío así como un emprendedor con el embate desencajado, fueron los elementos que hicieron de este peculiar tweet un fenómeno en la red social.

A las pocas horas de su publicación, el post ya contaba con miles de comentarios y cientos de reacciones, de personajes que preguntaban por la ubicación exacta del establecimiento para ir a probar la propuesta de esta pequeña empresa. El tweet original, hasta el momento, suma 11 mil comentarios, 334 mil retweets y más de 747 mil likes.

La respuesta al mensaje de Billy no quedó sólo en la red; decenas de clientes acudieron al establecimiento y en menos de 48 horas de haberse publicado el desalentador tweet, la cuenta del negocio de donas anunciaba que había vendido todo, al tiempo que agradecía la buena voluntad de la comunidad.

Más de un ganador

Hasta este momento podría parecer un caso de éxito más en el que un negocio local se favorece del alcance global de una red social. Sin embargo, lo que resulta interesante es lo hecho por Twitter, firma que hizo presencia del caso al enviar a una vocera a visitar el lugar.

La peculiar visita se tradujo en trabajadores que vestían una camiseta amarilla -color del local de donas- con la imagen del pájaro azul que da vida al logo de la red social, así como en algunos mensajes publicados por la cuenta oficial de Twitter en el que hacía referencia a la historia local.

La respuesta de la audiencia demostró el poder de convocatoria que Twitter posee, elemento que la marca buscó hacer más evidente con una pequeña pero significativa acción de comunicación que convirtió un fenómeno local, en un activo que logró capitalizar a favor de su marca.

Recordemos que el 37 por ciento de las personas tienen más probabilidades de quedarse con una marca cuando forman parte de una comunidad (según un estudio realizado por Diálogo), aspecto que en esta acción de Twitter quedó en claro, con las intenciones de la red social de formar parte de una conversación local, aunque sus intenciones de crecimiento siempre han sido a nivel global.