Para la televisión mexicana el Super Bowl es un evento que además de representar una audiencia importante se traduce en un negocio publicitario interesante.

La cantidad de aficionados a la NFL que existen en el país es una de las razones fundamentales por las que TV Azteca y Televisa se suman a la transmisión de este partido.

Las cifras en México

Un reciente estudio entregado por Consulta Mitofsky indica que 1 de cada 5 mexicanos se dice seguidor del futbol americano, razón por la cual tiene sentido que México se ubique como el segundo país con más aficionados a la NFL, sólo después de Estados Unidos.

Con estos números, es sencillo explicar porque -de acuerdo con datos de StubHub- los mexicanos lideran este año la lista de nacionalidades extranjeras que compra boletos para asistir al Super Tazón.

En este sentido, se espera que 15 millones de mexicanos siga la final de la NFL mediante las cadenas de televisión abierta y otras opciones de canales de paga.

Las ganancias por publicidad para las dos grandes televisoras del país que estas cifras representan se cuenta en millones de pesos.

Al respecto, información publicada por el sitio especializado El Mister, indica que para las cadenas de televisión en el país que transmitirán el encuentro entre Kansas y San Francisco, la venta de publicidad será un negocio cuyo valor se calcula por mínimo entre los 177 y 200 millones de pesos.

En este sentido, se espera que el costo promedio por anuncio de 20 segundos ofrecido por Televisa y TV Azteca (luego de considerar sus anteriores y actuales planes comerciales) es de 585 mil 775 pesos.

TV Azteca no convence

Si bien las empresas televisivas del país tratan de capitalizar esta oportunidad, lo cierto es que el exceso de publicidad causan especial molestia entre los televidentes, mismos que ahora han puesto en la mira la transmisión de TV Azteca por esta razón.

Desde redes sociales, diversos usuarios han publicado su molestia por la gran cantidad de anuncios que acompañan la transmisión de la cadena del Ajusto, al tiempo que han dedicado algunos tweets para criticar uno de los promocionales de la firma en el que, a ritmo de rap, busca promocionar su transmisión.


Aunque el asunto no ha escalado a mayores dimensiones, lo cierto es que este tipo de situaciones  pone en claro un fenómeno que TV Azteca así como el resto de las televisoras, tendrían que tener en la mente.

Si bien la publicidad es el negocio, es importante cuidar los formatos en los que se presentan estos intervenciones publicitarias, mismas que de ser entregadas de la manera adecuada se transforman en un ganar ganar para todos los involucrados, antes que una molestia para las audiencias, mismas que ahora esperan experiencias sin interrupciones.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299