El marketing dirigido al turismo ha cambiado: actualmente las redes sociales son un gran aliado para realizar estrategias de traveler journey, que consiste en estudiar el comportamiento de los viajeros a partir de sus interacciones en las redes sociales y, de este modo, utilizar esta información para incidir de una forma más efectiva en sus decisiones.

Lo más interesante de las conductas de los consumidores es que en cada una de las fases los usuarios utilizan las redes sociales para investigar (en un primer momento), ejecutar (durante las vacaciones) y evaluar (a su regreso) sus viajes. Es decir que existe un proceso bien documentado de las decisiones de los viajeros, cuya huella digital, cada uno de sus movimientos en social media, son datos muy valiosos para entender su proceder.

La investigación “Online Travel Marketing Trends”, realizada por Smart Insights, reveló que el 52 por ciento de los usuarios de Facebook dijo haberse inspirado en fotos de sus amigos para planear sus vacaciones. Se estima que 1 de cada 5 viajeros utiliza redes sociales para investigar destinos turísticos (27 por ciento de los encuestados), hoteles (23 por ciento), actividades durante las vacaciones (22 por ciento), atracciones (21 por ciento) y restaurantes (17 por ciento).

El estudio arrojó que el 72 por ciento de las personas publican fotos de sus viajes mientras los realizan; el 70 por ciento cambia su estatus en Facebook; el 48 por ciento informa de su localización a través de la red social de Mark Zuckerberg o de FourSquare.

Una vez que el viaje ha terminado el 55 por ciento de las persona le da me gusta a páginas de Facebook relacionadas con sus viajes; el 46 por ciento acostumbra publicar comentarios sobre los hoteles en los que se hospedó; el 40 por ciento comparte sus vivencias; el 40 por ciento escribe su parecer sobre los restaurantes que visitó.

El turismo es la novena categoría en la que más se gasta en publicidad en Estados Unidos. Según un estudio de Statista se facturan 1.2 billones de dólares en este rubro al año. Los países que más gastan en turismo son China, que invierte 292 billones de dólares; Estados Unidos, con 112.9; Alemania, 77.5; Reino Unido, 63.3; Francia, 38.4; Rusia, 24.9; Canadá, 29.4; Korea, 25; Italia, 24.4; y Australia, 23.5. El turismo es una de las actividades de mayor importancia para las países, durante 2016 aportó 7.61 trillones de dólares a la economía global.

Europa es la región que más visitantes recibe al año. En 2015 acogió a 607.6 millones de personas. Asia-Pacífico es la segunda parte del mundo con más turistas anuales, con 29.2 millones de visitantes; le sigue Norteamérica con 127.6; y, finalmente, el Oriente Próximo, con 53.3.

Francia es el país que más viajeros recibe al año. Se calcula que 84.5 millones de personas visitaron dicho territorio en 2015. Estados Unidos es el segundo país con más turistas anuales, 77.5 millones. México, por otro lado, es el noveno con más turismo: acoge a 32.1 millones de personas al año.

Los destinos turísticos más populares durante 2016 fueron Bangkok (con 21.7 millones de turistas al año), Londres (19.88), París (18.03), Dubái (15.27), Nueva York (12.75), Singapur (12.11), Kuala Lumpur (12.02), Estambul (11.95), Tokio (11.7) y Seúl (10.2).

Estos datos apoyan el hecho de que las redes sociales son un indicador muy importante de las preferencias de la gente, información que tanto los gobiernos como las organizaciones privadas estudian para saber cómo engrosar el negocio del turismo, de qué forma explotar su patrimonio para atraer a más personas y obtener más ganancias.