¿Tu marca está haciendo spam en las redes sociales? Identifícalo con estas preguntas

¿Tu marca está haciendo spam en las redes sociales? Identifícalo con estas preguntas

Datos compartidos por la firma Status Brew señalan que 51 por ciento de las personas están dispuestas a dejar de seguir a una marca en redes sociales si esta solo se dedica a publicar contenidos que pueden ser irritantes, mientras que otro 27 por ciento está dispuesto a reportar a la página de la marca por spam y después bloquearla. Con estas cifras en consideración, para todas las marcas con presencia en redes sociales resulta importante considerar si están haciendo lo que se podría considerar spam en las redes sociales. ¿Tu marca lo está haciendo?

De acuerdo con la firma Top Dog Social Media, existen algunas señales claras que sirven para determinar si tu marca hace spam en las redes sociales, estas se traducen en preguntas que debes responder para determinarlo. Así que trata de responder lo siguiente:

¿Haces que todo se trate de tu marca?

Esta es la primera pregunta que debes hacerte como profesional de las redes sociales antes de mandar cualquier mensaje en las distintas plataformas. Si la respuesta que tienes no es afirmativa, es decir, si los mensajes no se tratan de tus clientes ideales, entonces más vale que no le des al botón de publicar pues es un hecho que de ese modo estás haciendo spam en las redes sociales.

Desafortunadamente las marcas deben hacerse a la idea de que sus consumidores generalmente no están interesados en la marca o el negocio, pero si lo están en sus problemas o retos donde tu compañía puede intervenir. Recuerda que todo lo que se ve o escucha lleva un interés de por medio, los consumidores quieren saber qué hay pera ellos. Si no les preocupa o interés lo que estás diciendo, lo verán como spam. Recuerda que es su percepción la que cuenta aunque realmente no se pueda considerar spam como tal lo que publicas en redes sociales en la mayoría de las ocasiones.

Por otra parte, esto no quiere decir que no puedas hablar nunca de tu marca, pero si debe existir esa muestra de qué obtienen las personas al escuchar tus mensajes, es decir, cuando hables de la marca o empresa, asegúrate de que dejar en claro a los receptores del mensaje (la comunidad) el por qué les debe interesar o cómo los beneficia. Recuerda que se trata siempre de los clientes.

A partir de ahora, para asegurarse de no hacer spam en las redes sociales, asegúrate de mantener estas 3 preguntas en mente:

  1. ¿Este mensaje resuelve un problema o reto clave de mi cliente ideal?
  2. ¿Es relevante específicamente para ellos?
  3. ¿Puede ser fácilmente consumido?

¿Lo que comunicas son cosas que la gente pidió?

Es un hecho que para toda persona puede resultar sumamente molesto que el primer mensaje que reciban de una marca o una persona que acaban de seguir sea un pitch de ventas, sin embargo, muchas marcas no consideran esto y es lo primero que hacen al conectar con las personas.

Como podría entenderse, esto puede ser interpretado como otra forma de spam en las redes sociales. Para prevenirlo es necesario recordar la importancia que tiene el solicitar permiso para hacer este tipo de acciones. Los clientes ideales de tu negocio tratarán como spam todo aquello que no solicitaron o con lo que no están de acuerdo, incluso si la marca considera que se trata de mensajes relevantes o de alto valor.

Para evitar esto, primero se debe trabajar en establecer un nivel adecuado de relacionamiento con el cliente potencial. ¿Como se puede lograr esto? Una buena forma está en tener conversaciones con ellos y que se traten de ellos. Una vez que se haya desarrollado una relación es posible solicitar su autorización para compartir mensajes o contenidos que pueden ser útiles.

Al momento de hacerles una solicitud, es importante asegurarse de compartir solo datos o información interesante como parte del contenido que se espera que encuentren atractivo, esto en un principio. Si aceptan entonces se les puede consultar si es posible enviarles un enlace o documento.

Cuando acepten sabrás que entonces están realmente interesados en la oferta de la marca o empresa.

¿Estás participando en las conversaciones?

Cuando un consumidor hace una pregunta o consulta a un negocio y esta es ignorada por completo, por la razón que sea, es de esperarse que la persona que la hizo se va a sentir mal, molesta o ignorada.

Sin duda resulta molesto cuando la gente tiene la iniciativa de tener una conversación con otra persona o negocio, y este último no se molesta en responder a la interacción. Lo peor de todo es cuando poco después la empresa o la persona se acerca y lo primero que hace es intentar vender. Ahí es donde se genera otra de las formas de spam en las redes sociales pues parece que los mensajes fluyen solo de forma unidireccional.

Si tu marca no quiere ser vista como spammer, es necesario participar en conversaciones con los consumidores, especialmente cuando estos tengan preguntas o dejen comentarios y sugerencias en las publicaciones.

Considera que las personas quieren ser reconocidas o notadas, las respuestas que brinde la marca pueden marcar la diferencia y no todo el tiempo se trata de siempre dejar una respuesta, puede ser incluso un “like” o un “Gracias” el que puede marcar la diferencia.

Andes de compartir mensajes pensados para vender, piensa en mensajes pensados para interactuar o generar engagement con las personas. Ten en cuenta que si no tienes engagement quiere decir que no hay conversaciones, y si no hay conversaciones no se pueden desarrollar relaciones con las personas y por consecuencia no se puede establecer la confianza necesaria para conseguir resultados.

¿Consideras que lo que haces es spam?

Finalmente, aunque pueda parecer obvio, es necesario considerar y preguntarse si se está haciendo spam en las redes sociales. Pregúntate si consideras spam lo que estás enviando. Si personalmente Elo encuentras irrelevante o molesto, entonces es posible que los clientes potenciales a los que quieres llegar también lo vean de esa forma.

Considerar este cuestionamiento hará que sea más fácil cambiar el enfoque en las redes sociales, al hacerlo podrás desarrollar una comunidad de clientes ideales, estos clientes serán personas interesadas en lo que compartes y eventualmente se podrían convertir en clientes de la solución que ofrece tu marca o empresa.

Para tratar este punto es necesario apalancar el sentido común, toma como referencia a las marcas que sigues en redes sociales y considera el por qué lo haces, qué es lo que aprecias de estas cuentas y cómo se comunican con la gente.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.