¿Tu imagen importa cuando haces home office?

Trabajar desde la comodidad de tu casa es un beneficio que puede aumentar o disminuir tu productividad dependiendo cómo sepas aprovecharlo.

Cada vez es más común que las empresas mexicanas permitan el trabajo desde casa (home office), ofreciendo así múltiples beneficios al implementarlo; entre ellos, se encuentran reducir los costos tanto para el contratante como para la persona que trabaja de manera remota, disminuir la contaminación en las ciudades y aumentar la productividad del equipo de trabajo en un 30%, tal como menciona Microsoft.

Al ser una herramienta tan flexible, es común que aparezcan las distracciones y pensemos que la imagen no es importante debido a que tenemos la libertad de trabajar desde nuestra cama en pijama.

Sin embargo, un estudio realizado por el Journal of Experimental Social Pschycology demostró que vestir como si fueras a la oficina ayuda a tener un mejor desempeño. Esto se debe a que cuando vistes ciertas prendas tiendes a adoptar comportamientos asociados con lo que llevas puesto.

Por ejemplo, si usas ropa que se relacione con un espacio de oficina real, ya sea formal o informal, de manera inconsciente actuarás conforme a ésta. Por esta razón es importante que en lugar de ponerte a trabajar en pijama, adoptes un código de vestimenta, esto te ayudará a mejorar tu desempeño y estar más activo.

A continuación te comparto otros consejos para mantenerte productivo desde la comodidad de tu casa:

1Establece un horario:

Tanto para tu jornada laboral como para tus otras actividades diarias. Es importante que establezcas un límite para terminar tu día laboral, pues al estar en casa fácilmente puedes sobrepasarte.

2Haz una lista de tareas:

Anota tus pendientes y jerarquiza, así será más sencillo que no pases nada por alto.

3Usa música para concentrarte:

diversos estudios han demostrado que escuchar música mientras se trabaja reduce los niveles de estrés y ayuda a la concentración. Experimenta con diversos ritmos hasta que encuentres tu favorito para trabajar.

4Toma descansos:

Haz pequeñas pausas cuando notes que ya no te puedes concentrar, como tomar un café o caminar un poco, con esto ayudarás a que tu cerebro descanse y regreses a trabajar con más energía.

5Cambia de ambiente:

Estar mucho tiempo en una misma habitación puede volverse abrumador y puede llegar a desmotivarte, por eso importante buscar nuevos espacios para tu trabajo como una cafetería o una terraza, así estarás en movimiento y cambiarás de aires.

Sin duda el home office es una buena prestación laboral, siempre y cuando sepas combatir las distracciones para que de esta manera mejores tu desempeño y alcances tus objetivos. Este tipo de beneficios nos enseñan a trabajar por resultados y no necesariamente dentro de un horario o espacio determinado.