• El presidente Donald Trump finalmente usó un cubrebocas en un evento público y con ello finalmente termina su negativa a usar el accesorio.

  • El presidente Donald Trump es uno de los mandatarios más polémicos durante esta contingencia por COVID-19.

  • Estados Unidos es uno de los países donde el contagio por COVID-19 se ha propagado con gran intensidad.

Usar un cubrebocas es una señal muy poderosa en medio de la pandemia en la que nos encontramos si eres una personalidad, sobre todo cuando esta ha obligado a replantear la realidad en la que nos enfrentamos, a los nuevos hábitos que están definiendo el papel del consumidor, sobre todo en un momento en que su uso está ampliamente recomendado, sobre todo cuando personas asintomáticas se encuentran en espacios públicos interactuando con otras personas.

En medio de esta pandemia, un elemento que es de llamar la atención es el que nos advierte sobre la oportunidad que han encontrado las marcas, de poder desarrollar nuevas pautas de consumo, pensadas en los hábitos que se han establecido por la llamada nueva normalidad.

Trump finalmente usa un cubrebocas y hace branding

El presidente Donald Trump ha usado finalmente un cubrebocas y lo ha hecho en un evento público, luego de haberse negado en múltiples ocasiones a llevarlo puesto.

La medida ocurre luego de que el mandatario llegara a declarar que era incómodo y mala señal en su imagen como presidente, al tener que relacionarse con diversas personalidades.

Trump finalmente se ha puesto el cubrebocas y lo ha hecho con una genial estrategia de branding, pues ha aprovechado el cubrebocas para promocionar el Sello del presidente de los Estados Unidos.

El mandatario ha demostrado con esta acción, cómo usar un cubrebocas como estrategia de branding, aprovechando un símbolo político.

Trump usó el cubrebocas en su visita al Walter Reed National Military Medical Center y lo hace en un momento en que los rebrotes de la pandemia se han dado con mayor intensidad.

El evento al que ha acudido el mandatario fue un encuentro con militares que fueron heridos en servicio, así como a sus familias, además del personal médico que está enfrentando la pandemia de COVID-19.

Proyecciones de YouGov y Yahoo descubrieron cuál era la opinión de los ciudadanos de Estados Unidos sobre la actuación e la administración de Donald Trump ante la pandemia de COViD-19 que se extendió por todo el mundo desde China.

El 23 por ciento de ellos dijo que si estaba preparada, mientras que un 64 por ciento aseguró que no lo estaba. Llama la atención que el alto porcentaje de personas que criticaron su actuar es proporcional al alto número de personas que han violado las recomendaciones de distanciamiento social, lo que sin lugar a dudas da una importante lectura de la disposición de las personas a enfrentar la pandemia, criticando el gobierno pero no cumpliendo con las disposiciones que se hacen, para limitar el contagio de COVID-19.

Respecto al porcentaje de personas que en Estados Unidos fueron cuestionados sobre si se puede confiar en el trabajo del presidente Donald Trump ante la pandemia de COVID-19, el 31 por ciento dijo que si se podía confiar, mientras que un 56 por ciento opinó que definitivamente no se podía confiar en el mandatario, pero un 13 por ciento dijo que no estaba seguro sobre el actual del presidente estadounidense.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299