Trump acusa a Brasil y Argentina de manipulación monetaria: nueva guerra de aranceles

Donald Trump no distingue rivales: ahora impone nuevos aranceles al acero y al aluminio que importa desde Brasil y Argentina. La razón: los acusa de una "devaluación masiva" de sus monedas.

  • Por las redes sociales, el presidente de los Estados Unidos acusó a Brasil y Argentina de aprovechar la manipulación monetaria

  • Argumenta que las devaluaciones del real y del peso argentino perjudican a sus productores e impuso trabas al aluminio y el acero

  • La guerra comercial con China aún sigue abierta y ahora el magnate abre nuevos frentes

La guerra comercial de Estados Unidos con China tiene un correlato más cercano en América latina: Donald Trump anunció por Twitter que impondrá aranceles a las importaciones de acero y aluminio de Brasil y Argentina luego de acusarlos de “manipulación monetaria”.

El magnate dice que los dos países sudamericanos, la primera y la tercera potencias comerciales de la región (la segunda es México), devalúan sus monedas para obtener beneficios el exportar productos, publicó Financial Times.

“Brasil y Argentina están devaluando de manera masiva sus monedas. Lo que no es bueno para nuestros agricultores”, dijo Trump.

En verdad, ambos países han sufrido devaluaciones. El real brasileño se desplomó a un mínimo histórico frente al dólar la semana pasada y ya acumula un 10 por ciento de retroceso en lo que va de 2019. 

El ministro de finanzas del país incluso celebró el hecho: “No estoy preocupado por el dólar alto”, dijo Paulo Guedes. “Por el contrario, creo que es absolutamente comprensible”.

En Argentina, la realidad es mucho peor: el peso perdió casi el 60 por ciento de su valor frente al dólar en 2019, en medio de controles de capital, de restricciones a la compra de dólares y de los “nervios” del mercado a la expectativa de las políticas que tomará el presidente electo Alberto Fernández, que asumirá el 10 de diciembre.

A todos esto hay que sumarle una deuda multimillonaria en moneda extranjera con FMI y otros bancos y organismos internacionales que tomó mayoritariamente el presidente saliente, el empresario deportivo Mauricio Macri, durante su gestión de cuatro años. 

Macri y Trump durante el G20
Macri y Trump durante el G20

Trump y sus posteos en Twitter

En la misma serie de tuits, Trump también repitió su pedido para que la Reserva Federal debilite el dólar para impulsar la economía estadounidense.

“La Reserva Federal también debería actuar para que los países, de los cuales hay muchos, ya no aprovechen nuestro dólar fuerte al devaluar aún más sus monedas. Esto hace que sea muy difícil para nuestros fabricantes y agricultores exportar sus productos de manera justa”, dijo.

En 2018, Trump impuso aranceles del 25% sobre todo el acero importado y del 10% sobre todas las importaciones de aluminio, alegando preocupaciones de seguridad nacional, pero Brasil y Argentina obtuvieron exenciones, lo mismo que Corea y la UE.

Ahora no dio detalles de los porcentajes nuevos, pero se especula que igualará las condiciones con el resto de los países tarifados.

El Gobierno de Macri sostenía en 2018 que las importanciones de EE.UU de acero y aluminio desde Argentina eran sólo el 0,6% de las totales. Para Brasil, en cambio, era más violenta la medida: el año pasado, eran el 13% de las importaciones americanas de acero”, publicó Clarín.

A los pocos minutos de la decisión de Trump, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció que “hablará telefónicamente con Trump”, con quien dijo tener “canal abierto”.

Sigue a @PabloPetovel

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299