Tres historias que debes contarle a tus empleados

Estamos en tiempos en que cuesta diferenciarse, hay miles de productos idénticos tanto en anaqueles como en búsquedas de Google. Si vemos a una marca como un ecosistema de negocios, cada parte involucrada debe saber cuál es su valor particular, esta tarea de definir la esencia de una compañía es uno de los asuntos que más preocupan a los encargados de Recursos Humanos.

En un reciente foro al que asistí, me sorprendió comprobar que todas las charlas magistrales giraban en torno a la Cultura. Tener algo en qué creer como compañía es muy importante para la generación millennial, el punto de partida para construir un futuro consciente como marca. Como siempre, el primer paso es comunicar, para lograrlo con éxito, te comparto estos tres aspectos que debes contarle a tus empleados para tenerlos enganchados a tu empresa.

Historia sobre el origen
Sin importar que la empresa tenga muchos años operando o sea de reciente fundación, jamás olvides el valor de describir los primeros años. Es común tener como referencia a marcas como Apple, que tiene líderes muy visibles, sin embargo más que compararse, estos ejemplos de emprendimiento deben servir de inspiración para contar tu propia historia desde las personas que se atrevieron a arrancar. Es importante hablar de su visión, así como también el contexto que vivían cuando fundaron la compañía. Sin exagerar, emprender un negocio tiene su dificultad, esos momentos adversos hablan del temple con que las personas enfrentaron los problemas iniciales, todos esos momentos aportan información sobre las experiencias de sus fundadores.

Visión de futuro
La diferencia entre las grandes empresas y las pequeñas no es su tamaño, sino su visión sobre a dónde quieren llegar. Esto lo compruebo cada vez que conozco las visiones de marcas como Zappos, Pepsico, Tesla o Netflix. Todas ellas empezaron pequeñas como el sueño de un grupo de personas, con ambiciones a largo plazo. Es conveniente invertir para contar la historia cada vez mejor, tomando en cuenta las tendencias del futuro relacionadas a equidad, medio ambiente, sustentabilidad, responsabilidad social. Además es importante que los empleados cuenten con un manifiesto del negocio, donde se declare lo que se “Hace y no se hace” dentro de la compañía. Por ejemplo, hay quienes dicen sus valores con frases como – Aquí aceptamos el cambio. Somos creativos, aventurados, de mente abierta. Procuramos hacer más con menos. Entre otras muchas frases que le aportan una forma de ser a todos los miembros de la organización.

Visión de los stakeholders
Una vez que se ha contado pasado y futuro de forma consciente, debes pensar en comunicar cada historia a los actores principales de tu marca, es decir, aquellas personas que se involucran y/o benefician de tu negocio. Desde los inversionistas o socios, hasta los clientes, empleados, proveedores, y asociaciones con la que colaboras. Todos ellos deben saber cómo llegaste a ser la compañía que eres hoy, además de tus planes a futuro. Invierte tiempo en compartirles información sobre tus logros como negocio, este ecosistema de actores son los activos más valiosos de tu compañía.

Espero que estos tips te sirvan para incrementar el valor de tu marca a través de enganchar a tus empleados. Hasta el próximo martes.